Entradas

Así se conforma el mercado de ‘perrhijos’ en Centroamérica

El incremento de los animales de compañía en los hogares de Centroamérica dio pie al crecimiento de los mercados de alimento y cuidado de mascotas.

Centroamérica cuenta con 11 millones de perros y gatos, lo que ha detonado la expansión de los mercados de alimento y cuidado para mascotas (pet food y pet care).

En números, seis de cada 10 hogares del Istmo tienen un animal de compañía, cifra que aumenta 3% cada año, mientras que en las regiones de Norteamérica y Europa este grupo crece 1%, indican cifras de Nestlé Purina.

“Nuestros consumidores están cada vez más informados y más conscientes de las necesidades de las mascotas y de su rol en nuestras familias”, asegura Nicolás Torino, director de Asuntos Corporativos de Royal Canin México.

Hace énfasis en que uno de los principales factores del crecimiento de la categoría de alimento para mascotas en el mercado es el advenimiento de las parejas con doble ingreso y sin hijos (DINKs, por sus siglas en inglés). Este fenómeno ha influido de forma directa en el incremento de adopciones de mascotas.

Para muestra, las importaciones de preparaciones para alimentación animal en Centroamérica pasaron de 162.2 a 389.9 millones de dólares (mdd), indica el área de inteligencia de CentralAmericaData. Al hablar del origen de los productos, Estados Unidos se mantuvo durante 2016 como el primer proveedor, con 24.40% del mercado, seguido de México (16.01%), Costa Rica (10.55%) y Perú (5.51%).

El pet care es una de las categorías con un mejor rendimiento en los últimos ocho años, el cual continúa creciendo dos dígitos sin importar la recesión de algunas naciones en Centroamérica, puntualiza María Isabel Ribeiro, Marketing & Category manager de Nestlé Purina.

Asegura que los principales factores que han contribuido en el desarrollo prolífico de las ventas de este mercado son la urbanización de las ciudades y la humanización de las mascotas.

“Cuando el consumidor accede a la categoría del pet care, seguirá en ella por lo menos 14 años, pues la vida promedio de un perro es de 12 a 14, mientras la de un gato va de los 14 a los 16 años”, refiere la directiva de Nestlé Purina.

Ve mucho potencial en la región centroamericana, donde los dueños todavía cocinan para su mascota, sin embargo, “el consumidor se vuelve cada vez más especializado y busca un producto específico, quiere la mejor tecnología detrás de cada croqueta, además de una recomendación veterinaria, por ello las empresas invierten en diversificar su portafolio de productos para cubrir estas necesidades”.

Alberto Sándel

,

Millennials y consumo para mascotas

Los millennials, la generación de 18-35 años de edad que prefiere casarse más tarde (en su caso) y retrasar la adquisición de vivienda. En los EE.UU, este grupo superó los Baby Boomers (los 50-69 años de edad) como la mayor población de los dueños de mascotas en el año 2014. ¿Qué significa esto para los fabricantes de alimentos para mascotas?

RECOMENDAMOS: Mascotas el boom en México

De los millennials,  57% son propietarios de un gato o un perro y el 63% está de acuerdo que las mascotas deben ser atendidas. Fundamentalmente, es más probable que a comparación de otras generaciones tengan una mascota, pues no están casados o tienen hijos. Esto está en un momento de aumento. De acuerdo a recientes censos, hay más gente sola que nunca antes – un aumento del 8% en 1940 a más del 27% en 2010.

Padres millennials, pero de mascotas

¿Dónde encajan las mascotas en esta sociedad de solterones? La respuesta es simple: 50% de las personas que viven solas no están realmente solas. Tienen mascotas. El ser dueño de una ha sido una situación que ha incrementado un 16% de 2006 a la fecha. En comparación, hay un incremento sólo del 1.4% con las familias que se hacen de un animalito.

Un nuevo fenómeno ha llegado, de acuerdo a otro estudio hecho por Roper Peports, 6 de cada 10 dueños de mascotas, consideran a éstas como miembros de la familia: el soltero que vive solo, como padre, pero de un perrhijo. Y es algo que está creciendo en muchos lados.

Quizá los millennials no son sólo la población con más mascotas, también son los que más exigentes son con marcas. Además son los que más variedades de marcas, nutrientes o dietas buscan para sus animales. Principalmente con dietas eco-friendly o naturales.

La humanización o personalización de la comida de mascotas

Con el aumento de los especialistas en nutrición y dueños dispuestos a gastar más dinero en productos para mascotas, no es de extrañar la cantidad de marcas queriendo conquistarlos.

Marcas que hacen productos libres de grano y naturales son los que más ganan ahora. Hay una demanda de comida eco-friendly que es amena en términos de ingredientes, producción y empacado.

Nunca ha habido más oportunidades para los fabricantes de alimentos para mascotas dentro de un mercado grande y en desarrollo.

Detrás de algunas de las pequeñas empresas que ofrecen productos de alta calidad están los grandes jugadores, que astutamente se dieron cuenta de que los dueños de mascotas prefieren proveedores más pequeños.

SIGUE LEYENDO: Los pros y contras de la comida casera

Por ejemplo, Purina ha golpeado ligeramente en el mercado de productos de primera calidad con un alimento balanceado. Una mezcla que se adapta a las necesidades únicas del perro, con el nombre incluso impreso en el envase. Petbrosia también personalizó su alimento para las necesidades nutricionales de cada perro y garantiza que su alimento contiene todos los ingredientes naturales y es libre de grano.

La inteligencia de mercado global significará la diferencia entre el éxito y el fracaso de los fabricantes de alimentos para mascotas. Alguien mejor informado actuará sobre ideas clave del mercado, aprovechando al máximo las nuevas oportunidades.

PetFood Latinoamérica también en

Facebook

Twitter

Linkedin