Entradas

El neuromarketing aplicado al mundo de Petfood

Llamamos neuromarketing a las técnicas de marketing basadas en la neurociencia y los hábitos de compra del consumidor. La neurociencia y la tecnología nos han traído estudios que nos ayudan a entender el cerebro de nuestro cliente final.

Tenemos que ver el pienso como algo más que un alimento para la mascota, más allá de conocer sus proteínas, grasas, fibra y minerales. Lo que el consumidor final va a valorar es el packing, el olor al abrir el saco, la textura del pienso, el color y la forma que tiene más que el % de los nutrientes. El cliente final lo que busca es que su mascota esté feliz, bien alimentada y saludable, aparte de estar en armonía con sus principios de sostenibilidad con el medio ambiente. Esto se traduce en ser capaces de llegar al cliente por varios canales: – Educar para que sepa que el pienso cubre las necesidades de su mascota incidiendo en mostrarle la diferencia entre “comer” y estar “bien alimentada”. – Tener en cuenta al producto no solo por el costo del saco, sino incidir en la presentación que acerque a todos los públicos, es decir, a clientes que son más racionales y a clientes que son más emocionales.

Los clientes racionales van a buscar en el embalaje no tanto “la experiencia de felicidad” como los datos que se puedan analizar. Para ellos, es clave el peso del saco, el precio que consideran justo por la calidad que aporta, sus propiedades nutricionales, etc.

Para los clientes emocionales, toda esta información no es tan valorada porque lo que buscan es más el placer de dar a su mascota algo sabroso y bueno. Se fijarán más en el tacto al coger el paquete, el color, el slogan y la fotografía empática que pueda llevar.

En el Neuromarketing se intenta llegar a ambos clientes para mejorar la conversión de ventas. ¿Y cómo se hace? Pues se trabaja desde tres áreas: investigación neuronal y sensorial de decisión de compra, mercadotecnia y comunicación.

¿Y cómo fomentamos ventas a través de la comunicación?

Tenemos que recordar que el cerebro del cliente se divide en dos hemisferios: el derecho- emocional y el izquierdo-racional.

Se han hecho estudios que demuestran que, si al hablar nos dirigimos al lado derecho del cliente, se incrementa un 30% las ventas. También se ha estudiado que el 40% de las personas son visuales, el 20% son auditivas y el 40% cinestésicas (predominando el sentido del tacto). Entonces ¿cómo podemos llegar a un 80% del cliente? Usando el dicho “vale más una imagen que mil palabras”.

Cuando intentemos como comerciales hacer una venta, debemos detectar si nuestro cliente es visual y si es así le enseñaremos un folleto o remarcamos la foto del paquete para tener mejor conexión. Si son más cinestésicos será importante desde el olor de las instalaciones, al color del saco, si el pienso se percibe muy aceitoso si tiene olor, si el grano pesa más o menos, si el paquete tiene un asa cómoda.

Nuevos estilos de vida hacen que el cliente tome decisiones diferentes que en el pasado. Las nuevas tendencias son hacia el consumo de alimentos saludables, ecológicos y usar empresas B Corporation o B Corp. ¿Qué tienen de diferente estas empresas? La cultura empresarial está basada en el respeto al medio ambiente y como valores el cuidado de sus empleados, favoreciendo climas laborales saludables.

Entre sus valores está el ayudar y contribuir en crear una mejor sociedad. El consumidor final cada día se fija más en como alimenta a su mascota, si el pienso es natural y libre de grano, si las fabricas no contaminan al medio ambiente.

No todo está en el pienso, en cada saco que se vende también debe estar la cultura de la empresa y sus valores.

¿Qué nos puede ayudar a conseguir este acercamiento profesional y humano a las necesidades de nuestros clientes?

1- La observación de sus hábitos, preocupaciones y necesidades.

2- Cómo les gusta que nos dirijamos a ellos.

3- Cuáles son sus valores.

4- Qué compromiso esperan de nosotros.

5- Qué misión, visión y valores tiene la empresa y sus empleados.

¿Qué podemos hacer para que nuestro producto o servicio se quede en la memoria de nuestros clientes?

1- Generar sensaciones que relacionen el producto y la empresa con sentimientos positivos que consoliden nuestra marca.

2- La disposición o el aspecto de las instalaciones de producción, maquinaria, etc.

3- El seguimiento de la opinión de nuestros clientes y el canal adecuado para ofrecerles un servicio continuo para contestar a sus posibles dudas.

4- El aspecto de nuestro producto por fuera y por dentro, será también muy importante.

5- Nuestra presencia en las redes y como sea el contenido de nuestra web, artículos, post, noticias, y vídeos, que especifiquen con claridad, la cadena de producción con transparencia y ensalzando la información que más se adecua a las necesidades de nuestros clientes.

6- A fin de facilitar que estos puedan asimilar la información, tendremos en cuenta dirigirnos tanto a las personas más visuales, como a aquellas que captan la información por el canal auditivo o cinestésico.

7- Tener en cuenta la capacidad de creatividad como actitud de la empresa para liderar el cambio a las nuevas tendencias.

8- Invertir en el bienestar y la formación del equipo que conforma nuestra empresa.

Como conclusión, cuando un cliente final compra nuestro producto, no está comprando solo pienso, está comprando un estilo de vida afín a sus valores, y cada vez que consigamos removerle en sus emociones, estaremos interactuando con ellos desde su área experiencial, lo que contribuirá a crear un compromiso duradero y de confianza con nuestra marca, que transformará la calidad de nuestro producto en excelencia.

Núria Tabares Rivero COACHINGABILITY

Coach Laboral y Ejecutivo Veterinaria

Profesora Asociada Facultad de Economía y Empresa UAB Co-Autora Libro Enamora a tu cliente.

Neuromarketing para veterinarios

Contacto: nuria.tabares@coachingability.com

, ,

La importancia del marketing en la industria Pet Food

Muchos alimentos para mascotas están pensados para satisfacer a la mascota, pero también hay muchas otras que están pensadas para los propietarios.

Es verdad que en la industria Pet Food desde hace unos años muchas marcas han decidido prestar más atención al marketing. Es por ello que cada vez es más común entrar a una tienda de artículos para mascotas y encontrarse con pasillos llenos únicamente de uno o dos artículos que son agradables a la vista de los clientes.

“Comercialización de alimentos para perros” es el término que se utiliza cuando los usuarios de un producto no son los que toman las decisiones a las que apelan las empresas. En el caso de la comida para perros, los consumidores son los perros, pero los compradores son los propietarios. Por lo tanto, el trabajo de marketing es una parte importante y no del todo sencilla.

Se tienen que ofrecer los beneficios de la comida para mascotas al propietario, quién será responsable de comprar el producto. Pero entonces, ¿Qué es lo que quiere realmente la mascota?. Es muy distinto ir al veterinario y que recomiende ciertos productos a que en realidad se sepa que es lo que el animal realmente tiene como preferencia.

Se realizó una investigación dentro del equipo de Quality Engine Products® enfocada a dueños de perros. Se preguntó cuáles son sus motivos para comprar un alimento para perros en particular. ¿Es la marca, el precio, el empaque, los ingredientes, alguna combinación de cada uno? Las respuestas número uno fueron ingredientes y nutrición. Casi todos evitan comprar marcas que no incluyan carne real e ingredientes naturales en el empaque. En otras palabras: la mayor parte de los propietarios no está dispuesta a alimentar a sus mascotas con alimentos que puedan contener ingredientes de mala calidad.

Puede llegar a ser sorprendente que en realidad la imagen del producto no es del todo importante. Sin embargo, es bien sabido que la mayor parte de las personas tiene al menos un poco de interés en el aspecto del empaque. Pues éste también puede hacer pensar que un alimento es de menor o mayor calidad.

RECOMENDAMOS: Controles de calidad en la industria Pet Food

En cuanto al precio, para algunas personas es determinante. Se suele manejar de la misma forma que para los humanos, pues hay alimentos que son más económicos que otros pero no por eso se alimentan con lo que peor aspecto tenga. A lo mejor no es posible alimentarse diariamente de langosta, sin embargo hay carne más accesible y sabor agradable. Es así como cada vez más Propietarios utilizan los mismos parámetros para alimentos en sus mascotas que en ellos mismos. Cuando hay un poco más de dinero en el bolsillo, los alimentos son de calidad premium y cuando es menos dinero, se compra lo necesario para nutrirse.

Es así como también se puede decir que lo ideal en una marca de alimentos para mascotas es tener 3 tipos distintos de productos. Uno artículo de bajo presupuesto, uno de presupuesto medio y otro de lujo. Siempre y cuando los tres estén realizados con ingredientes de buena calidad y que cubran las necesidades nutricionales.

Datos útiles

1. Saber quién es el consumidor y quién es el cliente. Los perros son los consumidores ya que consumen el producto, pero sus clientes que lo compran son sus dueños. Sepa qué atrae a sus clientes para que lo compren en primer lugar.

 

2. Lo que quiere su consumidor y cliente. Los consumidores quieren todos los detalles, pero también quieren un producto de calidad sin pagar más de lo necesario por ello. Llevar a cabo estudios de mercado simples puede ayudarlo a encontrar algo que satisfaga todas esas necesidades.

3. La importancia del empaque. El paquete debe atraer clientes y consumidores a su marca, pero si el contenido no respalda la casilla, entonces ¿cuál es el punto? Asegúrese de tener un producto de calidad que los clientes comprarán una y otra vez, independientemente de cómo se vea el paquete.

 

La industria de alimentos para perros ha funcionado muy bien durante los últimos años y esto se debe a sus vendedores han estado haciendo bien. Sin embargo, tanto como productores como clientes deben estar al tanto de los productos que ofrecen la mayor cantidad de cualidades posibles. Lo anterior, recordando siempre que lo más importante es que la mascota cuente con los nutrientes necesarios.

 

RECOMENDAMOS: Estrategias de marketing en la industria Pet Food

Fuente: https://www.qualitylogoproducts.com

 

Revista PetFood Latinoamérica también en:

Facebook

Twitter

,

Empaquetado del alimento para mascotas: 4 aspectos a considerar

El empaquetado del alimento para mascotas es uno de los aspectos más importantes para la industria. Gracias a este proceso es posible preservar la calidad del producto, transportarlo y distribuirlo, además, el empaque es la envoltura de nuestra marca y lo primero que los consumidores verán cuando se acerquen al producto.

A continuación te compartimos cuatro aspectos a considerar en el proceso de empaquetado del alimento para mascotas:

 1. Investigar e innovar:

Muchos productores asumen que los procesos que han empleado durante años son los más adecuados para el empaquetado del alimento para mascotas. Conformarse con tecnologías tradicionales es un error común en la industria; por ejemplo, actualmente ha habido mejoras en las películas de polietileno que las hace más fuertes y resistentes, lo que recude los costos de producción; sin embargo, muchos productores desconocen estos avances tecnológicos perdiéndose así de sus beneficios.

RECOMENDAMOS: Etiquetado para alimento alimentos de mascotas

 2. Consultar expertos en empaquetado:

El proceso de empaquetado del alimento para mascotas implica una gran cantidad de factores que podrían ser obviados si no se es un experto en la materia del embalaje. Por ejemplo, un mínimo error de cálculo en el tamaño del empaque primario o secundario podría implicar un aumento en los costos de producción.

Por otra parte, antes de lanzar al mercado un producto es indispensable realizar las pruebas apropiadas que permitan conocer si el empaque resistirá las condiciones de envasado, transportación, distribución y uso. Ésta es la razón por la que encontramos primordial ceder la responsabilidad del diseño del embalaje a expertos capaces de crear un empaque que responda a las necesidades específicas de nuestro producto y mercado.

3. Hacer un análisis de costos del proceso de empaquetado del alimento para mascotas:

Ésta sugerencia podría parecer obvia, no obstante, el proceso de empaquetado del alimento para mascotas implica infinidad de etapas y de pasar por alto alguna podríamos salirnos drásticamente de presupuesto.

En principio  hay que considerar los costos del material, del diseño del embalaje, de las respectivas pruebas de envasado y de la producción. A su vez,  los costos de envío, inventario, almacenamiento y mano de obra.

RECOMENDAMOS: Polipropileno ¿El mejor para empaques?

4. Pensar en el medio ambiente:

En la actualidad es absolutamente necesario que en todo giro se tome en cuenta el impacto ambiental de nuestros productos, y el empaquetado del alimento para mascotas no es la excepción. Pensemos, por ejemplo, qué tipo de energía se utilizará en nuestra producción o si los materiales son reciclables o biodegrables. Este tipo de características no sólo reducirán el posible daño ambiental de nuestra producción, también comprometernos con un proceso sostenible podría representarnos un ahorro considerable.

Como podemos ver, el empaquetado del alimento para mascotas  no es una simple bolsa para transportar comida, sino un complejo proceso con el que podemos acercar nuestro producto al mercado y hacerlo más accesible a nuestros consumidores.

PetFood Latinoamérica. Síguenos también en

Facebook

Twitter

Linkedin

,

Etiquetado para alimentos de mascotas

El etiquetado de la comida de mascotas es muy importante por su relevancia como pieza de comunicación. Es altamente recomendado por la AAFCO (Asociación Americana de Control de Alimentos Oficial) y otras instituciones a nivel mundial.

Estas regulaciones son estándares mundiales y en algunos territorios no sólo cubren el aspecto del etiquetado de la comida. Además regulan los canales de comunicación de los productos enfocados a la alimentación de las mascotas. Este etiquetado comprende diferentes predisposiciones que deben ser cubiertas por los productores de alimentos.

SIGUE LEYENDO: El éxito del empaque de una sola porción

A continuación te presentamos las 8 normas de etiquetado que regula la AAFCO y algunas otras instancias federales en nuestro país.

Nombre (y propósito) de la marca/producto.

Estas reglas piden el uso de nombres del ingrediente en el nombre del producto. Cuantos ingredientes pueden ser incluidos en el nombre del producto depende del porcentaje de ese ingrediente dentro del producto y del uso correcto de sus mercadólogos. Por ejemplo, hay muchas reglas para ‘Comida para Perro en Carne’, ‘Receta de Carne para Comida para Perro’, ‘Comida para Perro con Carne’ y ‘Comida para Perro Sabor Carne’. Deberías especificar el propósito de tu producto (nutrición, suplemento, bocadillo).

Nombre de las especies de animales a las que va dirigido.

Esto debe estar mostrado en la parte frontal de la etiqueta o empaque. Incluso puede ir incluido en el nombre del producto. Por ejemplo ‘Carne para Perro’ o ‘Bocadillos de Salmón para Gatos’.

Cantidad neta del producto

La cantidad neta del producto le dice al consumidor cuánto producto hay en el empaque. Es el peso neto y el volumen neto, y debe ser expresado en unidades correctas y puesto en la parte baja a un tercio del panel principal. Para peso y volumen netos entran medias como Onza, Kilo, Gramo, Libra.

El análisis de garantía de producto.

Esto se refiere al porcentaje de cada nutriente en la comida. El mínimo porcentaje de proteína cruda y grasas crudas, además del máximo porcentaje de fibra requerida. Lo ‘crudo’ de cada factor se refiere al método de análisis, en vez de la calidad del nutriente. Las garantías de otros nutrientes pueden ser necesarios en el etiquetado (como ‘Alto en Calcio y Vitamina A’), y quizá debas incluirlos. Deben estar mostrados en un orden particular y en unidades específicas.

Estado del ingrediente prevaleciente en el etiquetado

Los ingredientes deben estar enlistados en orden de presencia en el producto por peso, con una frase como ‘con fórmula de…’. El ingrediente que tenga el más alto porcentaje del peso total del producto va enlistado en el producto en primer lugar. Los ingredientes deben ser reconocidos como ‘Generalmente reconocidos como seguros’, reconocidos por su valor alimenticio.

Estado nutricional adecuado, si es requerido.

Si le llamas a tu producto un alimento completo y balanceado, ese dicho debe estar sustentado. El estado nutrimental debe estar indicado para cierta etapa de vida de la mascota. Esta es una petición que se pide para indicar que la comida es correcta para alguna etapa particular de la vida de la mascota, como en crecimiento, reproducción, mantenimiento de vida adulta o una combinación de esas; también puedes indicar si es sólo un suplemento o un producto interino. Igual indicar si son bocadillos, alimentos completos o sólo suplementos.

Direcciones para la alimentación, si son requeridas.

Todos los alimentos etiquetados como completos o balanceados para mascotas deben incluir instrucciones. Como mínimo colocar ‘Alimenta con (cantidad de producto) por cada (peso) de tu perro/gato’. También una recomendación de la frecuencia de alimentación puede servir. Las instrucciones de alimentación son opcionales para bocadillos, aunque no sean tan completas y balanceadas.

El nombre de tu empresa y su dirección.

Esto va dirigido de tal forma que pongas el nombre de tu empresa como el que garantiza la calidad de tu producto, y le da una dirección a tu compañía. La calle puede estar omitida, pero la ciudad, el estado y el código postal deben de ser mostrados.  Si alguien más hace el producto por ti, debes mostrar la relación con frases como ‘Elaborado por’ o ‘Distribuido por’ en el frente de tu dirección.

SIGUE LEYENDO:Mascotas el boom en México

Además de otras cosas, hay otros aspectos que deben incluirse opcionalmente. Por ejemplo, un ‘light’ o ‘bajas calorías’ son simples frases que ayudan a tus consumidores a comprar un producto específico si su mascota requiere alimentación especial.

PetFood Latinoamérica también en

Facebook

Twitter

Linkedin