, ,

Vegetales: Tendencia en la industria Pet Food

Las tendencias en la industria Pet Food parecen estar cada vez más enfocadas en el gusto del propietario que de la mascota. Incluso, marcas que antes estaban enfocadas a producir alimentos altos en proteína han decidido optar por incluir ingredientes libres de carne par introducir más vegetales.

Existen otros casos como la marca de alimentos premium Blue Buffalo, quienes ofrecen una dieta compuesta por ambas partes. Pollo, quinoa y otros granos. Por otro lado, Nestle Purina Petcare ofrece dietas con complementos como moras, calabaza y espinaca. Están otros casos como Honest Kitchen Inc. quienes se han mantenido fieles a su idea de lanzar únicamente alimentos basados en ingredientes de dieta humana: pollo y quinoa (desde 2006), carne y garbanzo, Pato y papa dulce o camote, y también pescado con coco.

Finalmente, los perros no son lobos, son animales omnívoros. – dijo Anna – Kate Shoveller, profesora de biociencia animal en la Universidad de Guelph en Canadá.  Las dietas basadas en vegetales y bajas en proteína funcionan bastante bien para ellos. Comentó la profesora.  

Anna investiga sobre nutrición en animales y ha realizado experimentos y publicaciones respecto al tema controversial del momento: alimentar perros domésticos con vegetales. Comenta que a pesar de los recientes documentales y tendencias de marketing, razas como Labradores, Cockers y el resto de perros (cerca de 70 millones) que viven en Estados Unidos, no necesitan ser alimentados como bestias o animales salvajes.

También comenta que hay que considerar que cerca de $30 billones de ganancias en el industria Pet Food se debe en parte a las segunda y tercera marcas más popular en E.U.

La relativamente nueva marca Blue Buffalo, quienes venden un producto “de la granja a la mesa” y con la imagen de un lobo en sus empaques y la otra marca Beneful quienes mencionan en sus empaques “Pollo, res y salmón reales” como sus ingredientes número uno. Éstas dos marcas juntas vendieron más de $2.3 billones en comida para mascotas el año pasado.

Esto se debe a que Blue Buffalo se ha vendido como comida saludable para lobos mejor que cualquier otra marca en la industria Pet Food. Lo anterior a pesar de tener inconvenientes por no siempre nombrar todos los ingredientes de sus productos – Comentó Shoveller.

Al día de hoy existen muchos mitos acerca de la carne que se incluye en el pienso de mascotas. Sin embargo, los vegetales y plantas también tienen rumores alrededor. La industria ha vuelto a incluir estos ingredientes en sus productos y algunos expertos en nutrición opinan que es absurdo.

Foto: https://www.cuteness.com/

RECOMENDAMOS: Alimentos vegetarianos para mascotas

 

“¿Si la soya es mala, por qué el chícharo es bueno?” – Se cuestionó Ryan Yamka, nutriólogo certificado por American College of Animal Sciences. “Todo se resume al marketing”.   

Los alimentos para mascotas, al igual que en casi todo el mundo, deben seguir una serie de regulaciones por parte del estado. Esto, para asegurarse de que los alimentos que se venden están en estados óptimos. Sin embargo, lo que realmente se debe buscar son dietas balanceadas y compuestas por ingredientes que realmente necesitan los animales. Estas dietas deben estar siempre supervisadas por veterinarios.

Asimismo, es importante recordar que aunque las marcas busquen la atención del propietario, lo realmente importante es el contenido nutricional.

“Las mascotas no necesitan más ingredientes, necesitan nutrientes.”, dijo Emma Young, directora de comunicaciones en Pet Food Institute. “También, los nutrientes deben ser fáciles de digerir para que al animal le guste su comida, de otra manera no lo comerá.”

Cada vez más personas se interesan por el control de calidad en los ingredientes de la comida de sus mascotas. Yamka ha seguido la nueva obsesión de los propietarios por los ingredientes y se ha dado cuenta de cómo muchas veces se cambian nombres de los ingredientes para que suene más atractivo al cliente. Añade también, que las comidas gluten – free, grain – free, etc. no son más que dietas adoptadas por el ser humano que nunca han sido necesarias para perros.

Asimismo, Shoveller (nutrióloga) realizó un estudio en el que comparó la palatabilidad y digestibilidad  de dietas basadas en vegetales. Los resultados sugieren que los perros no tienen una preferencia natural por las dietas basadas en vegetales. Por la parte de la digestibilidad ambos mostraron buenos resultados.

“Aunque el estudio fue relativamente pequeño, queda mucha investigación por hacer.” Comentó Shoveller.

Lo que es una realidad es que no todos los perros tienen las mismas necesidades nutricionales. Puede ser que algunos perros se ajusten sin problema a una dieta vegetariana. Sin embargo, puede haber muchos que no y eso debe ser regulado.

RECOMENDAMOS: Dieta libre de grano ¿Es buena?

Fuente:

http://www.mercurynews.com

Revista PetFood Latinoamérica también en:

Facebook

Twitter

, ,

Alimentación en aves domésticas

Las aves domésticas suelen alimentarse de semillas, pero es importante saber cuales son los nutrientes que conforman una dieta completa para animales con plumas.

La dieta de las aves está basada en semillas, frutas y vegetales. Cada ingrediente de la alimentación se encarga de aportar un valor importante en la dieta del ave.

Semillas

La dieta de los plumíferos es granívora. Por lo tanto, la base de su alimentación y prácticamente el único ingrediente son semillas. Los productos que generalmente se encuentran en el mercado, son una mezcla de semillas desecadas de tal forma que no se vean afectadas por el moho. Por esto mismo, el aporte de agua en su ración alimenticia es prácticamente nulo.

Las semillas no únicamente carecen de agua, tampoco contienen muchas vitaminas. Son escasas en vitaminas A, D3, B12, así como en aminioácidos, minerales como yodo, calcio y sodio.

Asimismo, las semillas como pipas de girasol o cacahuetes tienen un alto número de proteínas: un 20% y en cuanto a grasas hasta un 50%.  

En el caso de los cereales y granos como avena, maíz o trigo contienen hasta un 25% en carbohidratos y su contenido en grasa es bajo.

Alimentar a las aves únicamente con semillas puede representar problemas en la salud, tales como obesidad o desequilibrios de calcio / fósforo.

RECOMENDAMOS: Vitaminas antioxidantes en el alimento para mascotas

 

Frutos en la alimentación de aves

Cuando se trata de frutos en la dieta de plumíferos, se puede hablar de frutos secos y frescos ya que sus aportaciones son distintas.

En el caso de los frutos frescos, hablando de palatabilidad, los frutos maduros son los ideales. Para algunas especies, las frutas son su alimento principal y en estos casos los valores nutrimentales de la fruta en cuestión es lo verdaderamente importante.

El contenido de grasas en frutas es bajo, con excepción del aguacate, coco, entre otras. Asimismo, en relación al agua y azúcares sus contenidos son altos al igual que el aporte de fibra.

En cuanto a las proteínas, sus aportes son bajos por lo que se debe compensar con una gran variedad para evitar la carencia.  

Por otro lado, los frutos secos no contienen mucha agua, pero aportan altos niveles de grasas. Las nueces de Macadamia contienen más del 70% de grasas, aunque el aporte de vitaminas es bajo.

Vegetales en la alimentación de las aves

Algunas verduras como los betabeles contienen un alto porcentaje de azúcares. Los pájaros pueden tener un gran aporte de carotenos y vitaminas si se alimenta de vez en cuando con este tipo de hortalizas.

Los vegetales no son ricos en azúcares y carecen de pigmentos naturales. Sin embargo, tienen buenas cantidades de fibra y agua.

Las legumbres, por su parte, contienen altas cantidades de proteínas a diferencia de otros y son un buen complemento para su dieta.

Así que al igual que todos los animales de compañía, la dieta de las aves debe ser cuidada y balanceada. Es importante que reciba todos los nutrientes necesarios para su correcto y sano desarrollo .

 

RECOMENDAMOS: Vitamina C en la alimentación de mascotas

Fuente:

https://www.muymascotas.es

Revista PetFood Latinoamérica también en:

Facebook

Twitter

 

 

 

, ,

Nutrición en gestación y lactancia felina

Es importante estar informado acerca del tipo de alimentación que se debe brindar a las mascotas en cualquier momento. La nutrición en  gestación y lactancia felina es uno de esos casos y explicaremos algo al respecto.

Las gatas comienzan a ganar peso desde el principio de la gestación. Es por ello, que su alimentación debe verse modificada desde ese momento.

Durante el embarazo, las gatas tienden a acumular grasa desde el inicio con el objetivo aprovecharla al final del embarazo y para alimentar a sus crías cuando nazcan. Este proceso es conocido como anabolismo gravídico. Por lo tanto, el cambio físico notorio a partir de la semana seis se debe al crecimiento de los fetos.

 Alimentos durante la gestación

La energía de la gata es importante, ya que esto ayudará que los gatos que está gestando tengan mayores probabilidades de sobrevivir después del nacimiento. Es por ello, que si la gata no come lo suficiente durante el embarazo sus crías pueden verse afectados considerablemente.

Los felinos deben consumir un alimento rico en grasas (energía). Si la gata no consume este tipo de alimentos, los cachorros no reunirán suficientes reservas hepáticas. Lo anterior, puede tener graves consecuencias en su posterior crecimiento.

La felina comerá un 10% más que lo habitual por semana. Al final de la gestación habrá consumido un 70% más de energía de lo que consume sin estar gestando.

Probablemente al final del ciclo coma menos. Es normal, ya que el útero será de mayor tamaño y por ello el estómago no se llenará como normalmente. En este punto es cuando la gata comenzará a hacer uso de las reservas de energía.

 

RECOMENDAMOS: Alimentación del gato en la vejez

 

Lactancia

Una vez que las crías nacen, la gata pesa un 20% más de lo habitual. El porcentaje se debe a la grasa que se acumuló y que irá utilizando para alimentar a los cachorros.

Durante esta etapa, se le debe brindar un alimento que tenga un número alto de valor energético y con más proteínas. En este periodo, utiliza más energía que en el de gestación y gran parte de las proteínas se irán para las crías a través de la leche.  

Generalmente, se le da el mismo pienso que consumía durante el embarazo, la diferencia es que ahora consumirá lo que ella quiera. Hay que considerar que un pienso común para gatos adultos no será suficiente en este momento.

El agua es muy importante en esta etapa. Es fundamentar que el agua esté siempre limpia y fresca para evitar que se deshidrate. De lo contrario, esto puede afectar la producción de leche.

Cuánto más grande sea la camada, menor será la cantidad de leche que tenga cada cachorro. Ahí a importancia de que la gata esté bien hidratada y lo mejor nutrida posible.

La gata deberá recuperar su peso normal pasadas tres semanas el nacimiento. Si se nota pérdida de peso se debe continuar suministrando el mismo pienso de la lactancia. Hay que mantener el peso vigilado y una vez que vuelva a su peso poco a poco irá volviendo a su dieta común.

Es indispensable que la felina esté supervisada durante todo este proceso por un veterinario. De esta forma, se sabrá si la alimentación está siendo la correcta y sobretodo evitar complicaciones que pongan en riesgo su vida y las de sus crías.

 

RECOMENDAMOS: Cachorros y alimentación, algunos factores

Fuente:

https://www.muymascotas.es

Revista PetFood Latinoamérica también en:

Facebook

Twitter