-- Global site tag (gtag.js) - Google Analytics --

En el número correspondiente al 2º Aniversario de la revista Pet Food Latinoámerica me permito hacer un alto en mi columna de desarrollo de productos para tocar un tema muy interesante de reflexión: Historia de los alimentos para mascotas. Esta pausa pretende hacer un homenaje a los pioneros de la comunidad del pet food a la cual pertenecemos como profesionales.

Para haber llegado hasta donde se encuentra actualmente, la industria de los alimentos para mascotas ha tenido que pasar por un largo período de evolución y aprendizajes, crisis e innovaciones tecnológicas a través de casi dos siglos de historia a nivel mundial.

El primer alimento comercial para mascotas del que se tiene registro data de 1860; fue en Londres donde se fabricó un “pastel para perros” que era un biscocho horneado que contenía carne y vegetales con harina de trigo ideado por James Spratt y que fue elaborado por un panadero de esa ciudad; el gran éxito comercial obtenido con este producto lo llevó a introducirlo en el mercado de los Estados Unidos en el año de 1870 donde también fue muy bien aceptado.

Posteriormente, entre los años 20 y 30 comenzó a haber un gran desarrollo en la industria de los cereales para humanos en los Estados Unidos lo cual facilitó tener una mayor disponibilidad de ingredientes para usarse como materia prima en la elaboración de los alimentos para mascotas, típicamente se usaban para la formulación de alimentos de perros y de gatos hojuelas de avena, maíz o trigo mezcladas con harinas de carne y grasa.

El primer producto enlatado para mascotas del que se tiene información data de 1922 y era formulado a partir de carne de caballo.

En 1935 Forrest Mars inicia en Inglaterra el negocio de alimento para mascotas para la empresa Mars que se dedicaba a fabricar dulces y chocolates; a la larga esta empresa se encargó de crear los mundialmente conocidos productos Pedigree mealtime y Whiskas.

En 1939 el dr. Mark L. Morris diseñó una dieta especial para un perro guía que presentaba problemas de salud con sus riñones. Este veterinario de Nueva Jersey, no solo abrió el segundo hospital para pequeñas especies de Estados Unidos sino que también formuló cuidadosamente un alimento que ayudó a mejorar los problemas de salud de Buddy, el perro guía; en 1948 el dr. Morris se asoció con Burton Hill, que para entonces fabricaba alimento enlatado para mascotas, juntos dan comienzo a la empresa Hill´s Pet Nutrition y a las llamadas “dietas de prescripción”.

En 1957 la empresa Ralston Purina fabricó el primer producto extrudizado para perros y lo llamó Dog Chow, que todavía se puede encontrar disponible a nivel mundial. En 1958 Hill´s Pet Nutrition adicionalmente a sus productos de prescripción lanza al mercado su línea de alimentos para mascotas sanas y lo llama “Science Diet”.

A partir de los años 60s las marcas locales fabricantes de alimentos para animales de producción de muchos países de Latinoamérica comenzaron a voltear hacia la industria de los alimentos para mascotas, comenzando a ofertar productos balanceados comerciales fabricados por peletización.

Estos productos no tenían un desempeño óptimo por lo que paulatinamente comenzaron a ser reemplazados por alimentos fabricados con equipos de extrusión.

Las décadas posteriores han sido acompañadas por una evolución constante en cuestiones de calidad, regulación, procesos y tipo de ingredientes utilizados en los alimentos para mascotas. Actualmente existen alimentos para mascotas que han sido fabricados con estándares de clase mundial a nivel seguridad alimentaria y nutrición.

Como miembros de la comunidad de fabricantes de alimento para mascotas a la cual pertenecemos recae sobre nosotros la responsabilidad de seguir escribiendo esta historia por medio del desarrollo constante de productos que promuevan la salud y calidad de vida de nuestros consumidores.

Miguel Angel López

Asesor Independiente