-- Global site tag (gtag.js) - Google Analytics --

“Calidad” es un término que me ha acompañado a lo largo de mi desarrollo profesional y he sido testigo del cambio o evolución del concepto. Un producto con calidad era aquel que lote por lote presentaba características físicas, sensoriales y de composición similares y se definía como “el grado en que un producto cumplía con las especificaciones técnicas que se habían establecido cuando fue diseñado”. Hoy en día, la “calidad” está relacionada con la “satisfacción” y no solo de los clientes sino también de los empleados, de los accionistas y de la sociedad.

¿CÓMO HA IDO EVOLUCIONANDOEL CONCEPTO DE CALIDAD?

Desde los años cincuenta se ha buscado mejorar y asegurar la calidad de los productos; en la década de ochenta, el control calidad pasó a ser “garantía de calidad” debido a que la calidad ya no se limitaba únicamente al producto sino que englobaba todo el proceso y la cadena de producción. La calidad ya no es impulsada por inspectores sino por la dirección, se contempla como una ventaja competitiva y toma como centro de acción las necesidades del cliente.

En 1987 surge la primera serie de normas ISO 9000, un modelo de sistema para la gestión de la calidad cuyo principal exponente es la actual norma ISO 9001. Estas normas recogen una evolución en materia de programas y guías aseguramiento y control de la calidad, que se había iniciado un poco antes de la década de los años sesenta.

Este sistema permite organizar toda actividad de una manera sistemática aunque dinámica, medible y con la filosofía de la mejora contínua; siempre ha considerado una serie de medidas preventivas y controles para eliminar paulatinamente las fallas, los reprocesos, las quejas, los tiempos de producción y todo aquello que entorpezca la realización de un producto o servicio.

Independientemente de los sistemas, modelos y guías para lograr en la actualidad la ”Calidad total”, considero que la calidad está en función de “la actitud”, es decir, del interés, responsabilidad y disponibilidad de las personas para realizar su trabajo con excelencia y en el tiempo establecido. No es posible generar calidad hacia fuera de la empresa, sin generar primeramente calidad hacia dentro de la misma. Mejorar el liderazgo, la capacitación, los procesos productivos, los sistemas de prevención y evaluación, la contratación y dirección del personal, la seguridad y la comunicación interna, son algunos de los factores cruciales para que todos los integrantes tengan claro lo que deben hacer y lograr en conjunto, es decir, en un equipo en donde todos los integrantes pueden aportar ideas para la solución, la mejora y el logro de los objetivos de la calidad.

Por: Beatriz Beltrán Brauer
Belcol Capacitación y Asesoría SC