-- Global site tag (gtag.js) - Google Analytics --

Los realzadores de palatabilidad son muy utilizados en la industria del alimento seco para mascotas. Disponibles en formato en polvo o líquido, tradicionalmente se los aplica como cobertura externa para mejorar el aroma y el gusto de las croquetas, lo que produce una experiencia sensitiva que atrae a las mascotas al recipiente y garantiza que disfruten su comida.

La naturaleza y dosis de los palatantes y la forma en que son aplicados en la croqueta determinan el mejor desempeño de la palatabilidad. Basado en el conocimiento combinado que tienen sobre lo que tienta a las mascotas a comer y el proceso de fabricación del alimento para mascotas, los expertos en aplicación de Diana Pet Food han definido numerosas buenas prácticas para lograr una inmejorable cobertura externa.

HOMOGENEIDAD DEL RECUBRIMIENTO

La forma en que se aplican los realzadores de palatabilidad en las croquetas juega un rol importante en el desempeño de la palatabilidad. Los gatos, por ejemplo, son particularmente sensibles al recubrimiento heterogéneo: identifican y rechazan las croquetas que no se recubren adecuadamente. Los realzadores de la palatabilidad deben ser aplicados de manera pareja a cada una de las croquetas.

ACCESIBILIDAD A LOS PALATANTES

Los palatantes líquidos y secos, al igual que la mayoría de las grasas, son aplicados en general como recubrimiento externo.

Los estudios anteriores que combinaban la evaluación sensorial con el análisis físico-químico de las croquetas realizados por los expertos de Diana Pet Food han establecido asociaciones entre el procedimiento de recubrimiento, la disponibilidad del palatante sobre la superficie de la croqueta y la manera en que el recubrimiento proporciona palatabilidad a las mascotas. Los palatantes deben ser lo más accesible posible a la nariz y lengua de las mascotas.

¿CÓMO LOGRAR EL MEJOR RECUBRIMIENTO?

Regla n.°1: Respetar la secuencia

La técnica de aplicación y el orden en que la grasa y los palatantes son agregados impacta directamente sobre la accesibilidad al palatante. Para un mejor desempeño, la grasa, el palatante líquido y el palatante seco deben aplicarse de forma separada y con el tiempo suficiente para que cada ingrediente logre integrarse.

A su vez, las croquetas deben mezclarse bien antes de agregar el siguiente. Si no se aplica apropiadamente cada ingrediente, el palatante puede quedar encapsulado en la grasa, lo que reduce su accesibilidad y disminuye su desempeño.

Regla n.°2: Tenga cuidado con los pasos de dosificación, distribución y mezclado

Debido a que impactan directamente en la distribución de palatantes y grasas sobre las croquetas, existen cinco parámetros principales y críticos para lograr un recubrimiento homogéneo:

DIAGNÓSTICO DE RECUBRIMIENTO: RASTREANDO EL PALATANTE.

Para evaluar la calidad del recubrimiento, los expertos en procesos y aplicaciones de Diana Pet Food han desarrollado un método único para medir con precisión la cantidad real de palatante seco aplicado a las piezas individuales de croquetas, utilizando un rastreador interno.

 

Con este método, se pesan y analizan individualmente varias unidades de croquetas y se mide la cantidad de rastreador para determinar la cantidad real de polvo utilizado.

¿CÓMO LOGRAR UNA DOSIFICACIÓN PRECISA PARA UN RENDIMIENTO CONSISTENTE?

DOSIS DE GRASA Y PALATANTE LÍQUIDO: MEJOR CON BOMBAS VOLUMÉTRICAS

Para garantizar la dosificación precisa de grasa y de los realzadores de palatabilidad líquidos, opte por bombas de desplazamiento positivo (comúnmente llamadas bombas volumétricas) antes que bombas centrífugas. Las bombas volumétricas, tales como el rotor helicoidal, las bombas de lóbulos o las bombas de engranajes, funcionan alternando una cavidad y desplazando un volumen constante de líquido independientemente de la presión.

Para garantizar la dosis correcta, las bombas volumétricas deben calibrarse según las características líquidas –densidad, temperatura y viscosidad– y la configuración de la tubería entre la bomba y el recubridor.

DOSIS EN POLVO: OPTIMIZANDO CON DOSIFICADORES POR PÉRDIDA DE PESO

En la industria del alimento para mascotas, el polvo generalmente se dosifica con dosificadores volumétricos o por pérdida de peso. Pese a que los dosificadores volumétricos son confiables, los dosificadores por pérdida de peso han demostrado ser más precisos en la entrega de una cantidad constante de polvo. En este tipo de equipo, la velocidad de los tornillos que suministran el polvo se ajusta continuamente con relación a su pérdida de peso medida por segundo.

Una dosificación precisa asegura la aplicación de una cantidad constante de ingredientes de recubrimiento.

Esto contribuye a lograr el nivel de palatabilidad deseado mientras se mantiene dentro de las restricciones de costo.

DISTRIBUCIÓN EFECTIVA PARA UNA MÁXIMA HOMOGENEIDAD

Pulverización de grasa y líquido: la importancia de las boquillas Para lograr una distribución efectiva, es necesario distribuir líquidos a través de un rociado grande y homogéneo durante un período específico de tiempo. Se recomienda un tiempo mínimo de pulverización de 60 segundos.

Sea cual sea el sistema elegido, es aconsejable equipar el revestidor con varias boquillas de diferentes capacidades, idealmente separadas con válvulas neumáticas intermedias.

Esta configuración aporta más flexibilidad al sistema: el número de boquillas en funcionamiento se puede seleccionar de acuerdo con el caudal necesario para lograr la configuración correcta.

LIMPIEZA DEL POLVO: USO DE DISTRIBUIDORES VIBRATORIOS

Para garantizar el contacto directo con el número máximo de croquetas, distribuya los realzadores de palatabilidad en polvo sobre una gran superficie durante un período de tiempo necesario. Permitir que el polvo caiga directamente en la salida del alimentador no suele ser suficiente.

Durante la aplicación, es más efectivo un flujo ininterrumpido constante de polvo durante aproximadamente 60 segundos. Los difusores vibratorios son los más adecuados para la propagación consistente y controlada de los palatantes en polvo. La acción vibratoria distribuye el polvo uniformemente a lo largo del ancho del dispensador. Adapte el ancho del dispensador al ancho de la capa de croquetas y determine la frecuencia de vibración correcta para que coincida con el flujo deseado de palatante en polvo.

Para una aplicación consistente, rocíe grasa y palatantes sobre una gran superficie de croquetas durante aproximadamente 60 segundos.

 

MEZCLAS PARA UNA DISTRIBUCIÓN OPTIMIZADA

Los pasos para mezclar durante el proceso de revestimiento son clave para garantizar una distribución adecuada de la grasa y los palatantes sobre las croquetas. Administre cuidadosamente el tiempo y la intensidad para asegurarse una distribución adecuada de la grasa y los palatantes sobre toda la superficie de las croquetas.

 

 

PARÁMETROS A CONTROLAR PARA UNA MEZCLA INMEJORABLE

Hay dos formas principales de colocar las croquetas en movimiento en el equipo de recubrimiento: el contenedor en sí puede girar, o pueden hacerlo uno o dos ejes internos equipados con elementos de mezcla como paletas, cintas o tornillos que giran. Dependiendo de la configuración del equipo de recubrimiento, se deben controlar varios parámetros para alcanzar el tiempo e intensidad de mezcla ideal y optimizar la distribución de los ingredientes de recubrimiento.

CONCLUSIÓN

Los realzadores de la palatabilidad son esenciales para garantizar que las mascotas se sientan atraídas y disfruten de los alimentos secos. Para maximizar el atractivo de las comidas, los palatantes líquidos y en polvo que recubren las croquetas deben estar lo más accesibles posible para la nariz y las papilas gustativas altamente sensibles de la mascota.

Además, debido a que los gatos y los perros son muy sensibles a la homogeneidad del recubrimiento, la distribución uniforme de los palatantes líquidos y en polvo en cada croqueta individual es crucial para lograr el máximo desempeño de la palatabilidad.

Azul Rizzi
DIANA PET FOOD