-- Global site tag (gtag.js) - Google Analytics -->

¿CÓMO LE VA A LA INDUSTRIA A NIVEL REGIONAL?

¿QUÉ PAÍSES PRESENTAN LAS PERSPECTIVAS MÁS ATRACTIVAS?

En 2017 se consumieron más de 5.9 millones de toneladas de alimento balanceado para mascotas en América Latina.
Brasil y México comparten el liderazgo de la región. Y no me refiero solo al liderazgo en ventas, sino también al porcentaje de penetración de los alimentos balanceados en la nutrición de la mascota. La tasa de penetración es similar tanto en Brasil como en México, aunque todavía está por debajo de la que hay en los países europeos y en Estados Unidos. Es decir, ambos países aún tienen espacio para crecer.
Brasil y México seguirán desarrollando sus mercados en los años por venir, pero a tasas más moderadas, debido, en buena medida, a la madurez que tienen sus mercados. En lugar de crecimiento en cantidad, estos dos países experimentarán un crecimiento en calidad y estarán mostrando las nuevas tendencias al resto del continente. Ambos, pero principalmente Brasil, cuentan con una poderosa infraestructura local para satisfacer a sus respectivos mercados.
Argentina, es el tercer país con mayor consumo del continente. Junto con Colombia, Chile y Uruguay, Argentina sigue a los dos países punteros, con tasas de penetración relativamente altas, pero todavía con buenas oportunidades de crecer con cierta rapidez en los años próximos.
Por ello, la industria global debe voltear a ver el gran potencial que presenta la región que tiene tasas de penetración menores que los países europeos, hecho que representa una ventana de oportunidad. Tenemos, por ejemplo, los casos de Bolivia y Perú, que tienen tasas de penetración bajas, considerando el potencial de estas economías en términos de su ingreso.
El bajo consumo en Bolivia y Perú es inconsistente con la población de mascotas por cada mil habitantes que ambos tienen. En definitiva, tanto Bolivia como Perú podrían crecer sus mercados de alimentos para mascotas en la medida en la que los dueños acepten los beneficios de estos productos y más aún, su conveniencia.
Por otra parte, tanto los países de América Central como Ecuador se encuentran en una etapa de desarrollo intermedio, donde sus mercados enfrentan algunos retos, pero también, mayores oportunidades de desarrollo. Panamá es la excepción en Centroamérica, ya que, aunque tiene una población de mascotas relativamente baja, posee un porcentaje de penetración tan alto como el de Argentina, para ponerlo en perspectiva.
En cambio, Guatemala, todavía tiene espacio para incrementar su consumo por mascota a la par de otros países circunvecinos. Por su parte, Ecuador, Costa Rica, República Dominicana y Haití, son desde mi punto de vista, los países que más oportunidad tienen de crecer en los próximos años, en función de sus bajas tasas de penetración actuales. Uno de los retos que enfrentan las industrias de la región es la infraestructura. La intensidad de la importación de algunos países limita, de alguna manera, el desarrollo de sus industrias locales. Pero, aquí es donde incide el factor competitividad y, por ende, la oportunidad.
Generalmente, en los países con industrias de Pet food desarrolladas la importación de productos es una actividad menor. Por ejemplo, México importa sólo productos super premium de alto valor agregado que ningún otro proveedor local puede fabricar fácilmente.
En cambio, otros países del continente importan la mayoría de su oferta, tanto alimentos económicos, como de precio medio, precisamente, a causa del rezago en infraestructura que existe. Finalmente, no dejaremos de mencionar a los países con los mercados más pequeños del continente: Venezuela y Cuba, cuyos bajos consumos se debe más a factores de crisis estructural y políticos, que a otra causa.
Desde mi perspectiva, las oportunidades del continente están abiertas gracias a la relativamente baja tasa de penetración. Para hacer que las mascotas consuman alimentos balanceados es evidente que hay que convencer a sus dueños de adquirirlos. Y para que los dueños los compren, necesitan conocerlos y confiar en ellos. En este sentido, aquí intervienen también las 3 b’s del marketing, bueno, bonito y barato, que serán una parte fundamental de la estrategia de penetración en los años por venir.
Iván Franco
THRIPLE THREE