-- Global site tag (gtag.js) - Google Analytics --

INTRODUCCIÓN

Los Nucleótidos son moléculas de amplia distribución en la naturaleza. Son estructuralmente diversos y están compuestos por una base nitrogenada (púrica o pirimídica), una pentosa o azúcar de 5 carbonos (ribosa o desoxirribosa) y uno o más grupos fosfato. Cuando los grupos fosfato están ausentes la molécula se denomina Nucleósido. Una serie de nucleótidos unidos por enlaces fosfodiéster se denominan polinucleótidos o ácidos nucleicos; a su vez, los ácidos nucleicos conjugados con proteínas se denominan nucleoproteínas (3, 7).

Además de las conocidas funciones de los ácidos nucleicos ADN y ARN (almacenamiento y transferencia de la información necesaria para preservar y propagar la vida), los nucleótidos libres y sus derivados están involucrados en infinidad de procesos metabólicos, tales como reacciones de óxido-reducción, transferencia de energía, señalización intracelular y reacciones biosintéticas (6, 7).

Debido a que los nucleótidos pueden ser sintetizados por el organismo y su ausencia en la dieta no se traduce en deficiencia, no se consideran nutrientes esenciales. No obstante, la síntesis endógena de nucleótidos demanda cantidades significativas de energía y nutrientes; además, su nivel de eficiencia no es la misma en los diferentes tipos celulares del animal, llegando a ser insuficiente para garantizar un funcionamiento adecuado del organismo. Es así que, bajo diferentes situaciones prácticas (rápido crecimiento, desafíos inmunitarios, diversos tipos de estrés) estas moléculas se tornan esenciales y resulta ventajosa su provisión en la dieta (3, 5, 6).

FUENTES DE NUCLEÓTIDOS

Los nucleótidos son componentes naturales de la fracción no proteica de la leche, siendo incluso más abundantes en el calostro y teniendo efectos importantes para mantener la salud en los animales jóvenes. De hecho, la investigación en nutrición humana ha mostrado que la inclusión de nucleótidos en fórmulas parenterales y fórmulas lácteas infantiles, influye positivamente en la integridad del intestino, el desarrollo de la flora intestinal, así como en la estimulación y modulación el sistema inmunitario en los niños (1, 3, 6).

Los nucleótidos también se encuentran en diversos ingredientes alimenticios ricos en proteínas y elementos celulares, principalmente en forma de nucleoproteínas, aunque también es posible encontrarlos como nucleótidos libres y derivados de nucleótidos. El contenido de nucleótidos en los ingredientes alimenticios más comunes es relativamente bajo (Tabla 1).

El contenido celular de las levaduras Saccharomyces cerevisiae tiene una buena concentración de nucleótidos. Es importante señalar, que, para poder ser aprovechados por los animales, estos contenidos celulares de las levaduras deben ser hidrolizados enzimáticamente, ya que en general sólo los nucleósidos, las bases y pequeñas cantidades de nucleótidos libres pueden ser absorbidos en el intestino (6).

APLICACIÓN DE NUCLEÓTIDOS EN LA ALIMENTACIÓN DE MASCOTAS

La provisión de nucleótidos en la dieta puede acarrear varios efectos positivos, dependiendo principalmente del o los nucleótidos utilizados, así como de las fuentes y cantidades empleadas. En el hombre y distintas especies animales, se ha documentado que la suplementación de nucleótidos genera beneficios en la morfología y fisiología hepáticas, el metabolismo lipídico, la morfología, microbiota y el funcionamiento del intestino, así como en el funcionamiento del sistema inmunitario (3, 5, 6).

Otro efecto interesante de algunos nucleótidos, por ejemplo, IMP y GMP, es que actúan como exaltadores del sabor asociado con alimentos ricos en proteína, de modo que su adición a diferentes tipos de alimentos incrementa el consumo (3); así mismo, nucleótidos como AMP e IMP han sido efectivamente usados como atractantes en la alimentación de organismos acuáticos (2, 4).

Estas propiedades favorecedoras del consumo de alimento también tienen aplicación en mascotas. Aquí presentamos una evaluación realizada con una fuente de nucleótidos y nucleósidos derivada de un hidrolizado del contenido celular de una cepa especial de levadura (Saccharomyces cerevisiae).

OBJETIVO:

Comparar la levadura de cerveza (BWR) y un hidrolizado del contenido celular de levaduras rico en nucleótidos (Hilyses®), como palatabilizantes en alimentos para perros.

LUGAR:

Kennelwood Inc. Champaing, IL – USA.

ANIMALES:

20 perros de raza Beagle.

PROCEDIMIENTO:

Aplicación de 1% de los productos bajo evaluación, en la cobertura del alimento terminado.

2 días de evaluación.

RESULTADOS:

Consumo total de alimento.

CONCLUSIONES:

Hilyses® demostró ser un efectivo sustituto de la levadura de cerveza como palatabilizante en alimentos para perros.

COMENTARIOS FINALES

Los nucleótidos son nutrientes estructuralmente diversos que tienen múltiples efectos en el metabolismo e incluso en la conducta alimenticia de los animales.

Bajo diferentes condiciones prácticas, su provisión en la dieta favorece la tolerancia a distintas condiciones de estrés y el consumo de alimento. Como en otros casos, el origen y la calidad de procesamiento de las fuentes de estos nutrientes, será determinante para la obtención de resultados consistentes.

LITERATURA

1.- Bourges-Rodríguez, H. 2015. Los Nutrimentos; en: Kaufer, H. M., Pérez, L. A.B., Arroyo, P. Nutriología Médica. 4ª. Ed. Editorial Médica Panamericana. México. D.F.

2.- Carr, W.E.S., Thompson, H.W. 1983. Adenosine 5´-monophosphate, an internal regulatory agent, is a potent chemoattractant for a marine shrimp. J. Comp. Physiol., 153:47-53.

3.- Carver, J.D., Walker, W.A. 1995. The role of nucleotides in human nutrition. J. Nutr. Biochem., (6):58-72.

4.- Harada, K. 1986. Feeding attraction activities of nucleic acid-related compounds for abalone, oriental weatherfish and yellowtail. Bulletin of the Japanese Society of Scientific Fisheries., 52 (11). 1961-1968.

5.- Sauer, N., Mosenthin, R., Bauer, E. 2011. The role of dietary nucleotides in single-stomached animals. Nutr. Res. Rev., 24:46-59

6.- Stein, H.H., Mateo, D.C. 2004. Nucleotides may have a role in nutrition of young pigs. Feedstuffs, November 22., pp 11-13.

7.- Voet, D., Voet, J.G., Pratt, Ch.W. 2013. Fundamentals of Biochemistry. Life At The Molecular Level. 4th Edition, John Wiley and Sons Inc. USA.

Krimilda Valle
GABSA