Hoy en día, especialmente con la creciente demanda de ingredientes naturales, la calidad y la seguridad se convierten en temas extremadamente importantes, se debe reconocer la demanda emergente por el color de origen natural, desarrollando un plan estratégico para establecer colores más auténticos y más seguros.

En los últimos años, el interés del consumidor y la demanda de colores naturales para distintas industrias ha llevado al uso creciente de colores a partir de fuentes botánicas. La necesidad de un suministro confiable y consistente en materias primas se ha vuelto indispensable. Este tema se volvió aún más relevante luego de descubrir que 1 de cada 4 materias primas promocionadas comercialmente para el color natural de los alimentos no pasó las pruebas básicas de seguridad alimentaria.

Existe un programa de integridad de inocuidad de los alimentos para los colorantes botánicos llamado CertasureMR basado en conocimientos desarrollados por el Dr. James E. Simon junto con un grupo de destacados científicos en alimentos y expertos y seguridad. Este tipo de programas son muy importantes ya que en la actualidad los colores naturales son la norma alrededor de los nuevos productos lanzados en todo el mundo, según datos de la agencia de investigación de mercados Mintel.

También tiene como objetivo final facilitar a las marcas que se ganen la confianza de sus consumidores. El programa de certificación de CertasureMR se utiliza para los colores que se derivan de recursos vegetales, el cual combina rigurosas pruebas, certificación completa del proveedor, trazabilidad total a las materias primas y las mejores prácticas de manufactura para garantizar que los colores de origen natural cumplan con la calidad y autenticidad requeridas. Las marcas pueden confiar que CertasureMR protege a diario sus activos más preciados.

La esencia del programa es bastante simple, cubre todos los recursos naturales de colores de origen vegetal y combina rigurosas pruebas de calidad, certificación integral de proveedores, trazabilidad completa de materias primas y las mejores prácticas de fabricación, para asegurar que cada lote de color cumpla con la seguridad, con la autenticidad y con los requisitos de calidad.

¿Por qué es esto importante? Porque si bien los consumidores están buscando cada vez más colores de origen natural, como son los jugos vegetales, también están esperando que nosotros les ofrezcamos colores seguros, puros y auténticos. Verificamos cada lote para asegurar lo siguiente:

  • Pesticidas
  • Metales pesados
  • Solventes no permitidos
  • Patógenos
  • Adulteración

En la actualidad la iniciativa de utilizar programas como CertasureMR es más importante que nunca, ya que los ingredientes de fuentes botánicas, como los colores naturales, son más propensos a problemas de seguridad alimentaria; razón por la cual es imperativo contar con un programa integral de calidad. Depende del proveedor el asegurar que las materias primas de los colorantes botánicos sean seguras y auténticas. La verdadera interrogante es ¿qué tan bien están probando los proveedores las cuestiones de seguridad alimentaria? Las pruebas son una carga onerosa, considerando la tecnología analítica y el equipo necesario que pueden ser caros, especialmente para proveedores de color a pequeña escala, con capacidades limitadas. Si bien un departamento de calidad sólido y un programa de seguridad alimentaria son una inversión, el potencial de tener que retirar una marca del mercado puede ser significativo y el impacto en la reputación de la marca es aún mayor.

Los programas de seguridad para los colores botánicos debieran ser una norma en la industria. En una evaluación a 500 materiales de colores naturales de todo el mundo, el programa CertasureMR reprobó 1 de cada 4 muestras de materia prima de origen natural, ya fuera por contaminación microbiológica, por adulteración, por contenido de metales pesados, por pesticidas o por solventes residuales. Esta estadística es alarmante y los fabricantes de alimentos y bebidas deberían estar muy conscientes del mal resultado de estos lotes porque éstos aún pueden venderse en el mercado. ¡No debería ser así!

Los fabricantes de alimentos deben tener tranquilidad cuando formulan con ingredientes botánicos. La experiencia y el conocimiento del departamento de control de calidad es un gran activo en el negocio del color natural. Ha sido un área en la que las empresas se deben enfocar. Las capacidades analíticas que se aplican deben ser de clase mundial y se debe contar con las tecnologías necesarias para detectar lo que realmente hay en un colorante botánico. Nuestra esperanza es, que algún día, este tipo de pruebas se conviertan en la norma de la industria y continuaremos promoviéndolo hasta que así sea. La seguridad alimentaria es un tema apasionante para nosotros y damos la bienvenida a sus comentarios.

Gloria Merchant

SENSIENT FOOD COLORS