Esto gastan las familias colombianas en la comida de sus mascotas

Unos 166.551 pesos anuales es el promedio que gastan en comida las familias colombianas que tienen mascotas y que consumen 34 kilos de comida según un estudio de la agencia especializada en el estudio de mercados y consumo, Kantar Worldpanel hecha en el país entre el 17 de abril y el 18 de mayo de 2018, a más de 2.000 hogares que tienen mascotas.

Ese monto tan bajo se debe a que solo el 20 % de los hogares con animales de compañía son compradores de cuido: “El 80% complementan la alimentación de sus perros con otros productos”, explicó Miguel de La Torre, director de nuevos negocios de la firma.

No obstante, si usted es de aquellos que compra mensualmente una bolsa de comida premium para su gato, solo por dar un ejemplo, puede gastarse 936 mil pesos al año. Pero si lo hace quincenalmente, la cuenta aumenta a 1.872.000 pesos, pues un empaque de este tipo de producto de cuatro kilos suele costar unos 78 mil pesos.

Pero, ¿cuántos hogares en Colombia tienen mascotas? De acuerdo con la Encuesta Nacional de Presupuestos de los Hogares, publicada el pasado 6 de agosto por el Dane, el número de hogares con animales aumentó un 60,20 % entre 2006 y 2017 al pasar de 830 mil a 2.096.000 (ver gráfico).

La firma Kantar Worldpanel señaló que las familias con gatos han crecido más que las que tienen perros en los últimos años. ¿La razón? Según Raúl Ávila, profesor de Economía de la Universidad Nacional, es debido a que son animales independientes que ameritan menos cuidado y porque el crecimiento poblacional se ha vuelto lento. “El mantenimiento de este tipo de mascotas ha venido aumentando debido a una mayor oferta de productos para este segmento”, agregó.

Según cifras de Kantar Worldpanel, el precio del alimento para gatos por gramo es 30 % más costoso que el de perros. Por ejemplo, en el mercado una bolsa de perrarina para adultos de 8 kilos puede costar unos 38 mil pesos, mientras que una de gatarina normal 47 mil pesos.

En el 2017, la venta de alimentos de mascotas fue de 623.215 millones de pesos , un incremento de 16 % con respecto al 2016. Este negocio en valor tuvo una evolución del 12 %, y el de gato del 28 %, conforme a cifras de la agencia especializada en el estudio de mercados y consumo.

En ese sentido, Ávila destacó que el gasto en mascotas en Colombia sigue siendo menor en comparación de otros países de Latinoamérica como México, donde el mercado del cuidado animal alcanzó los 1.988 millones de dólares en 2017, conforme a datos de Euromonitor. “Ciertamente el tema de servicios (hoteles o spa para mascotas) y productos (collares, ropa, juguetes, etc.) ha crecido en los últimos años en el país pero la tenencia de mascotas suele estar concentrada en estratos 1, 2 y 3, en donde los ingresos no son tan altos”, apuntó Ávila.

Las cifras son más elevadas si se miden en periodos más amplios. Datos de la consultora Euromonitor International dan cuenta que el mercado del cuidado animal de perros y gatos en Latinoamérica avanzó de 6.075 millones de dólares en 2012 a 10.893 millones en 2017. En tanto, se espera que para 2022 alcance la suma de 14.151 millones de dólares.

Así las cosas, Alejandro Useche especialista en finanzas personales y profesor de economía de la Universidad del Rosario, señaló que ese crecimiento responde a que cada vez son más las parejas en Colombia que deciden no tener hijos pero sí adoptar animales de compañía.

ANDREA BALLESTEROS ALTUVE

Inauguran en Colombia Centro de Investigaciones en Nutrición y Palatabilidad Canina

Se inauguró en Colombia el primer Centro de Investigaciones caninas, construido y operado por la empresa Solla en alianza con la Universidad CES, referente en Salud, Bienestar Animal e Innovación.

El centro de investigaciones se encuentra ubicado en una zona estratégica del departamento de Antioquia cercano a Medellín y su edificio ocupa 503 m2. Posee 550 m2 en patios de recreación y más de 18.000 m2 en zonas verdes. Posee una capacidad para 40 perros. En este centro se llevarán adelante pruebas de palatabilidad, nutrición, alimentación, digestibilidad,  salud y bienestar animal.

El Dr. Luis Miguel Gómez, Médico Veterinario, Magister en Inmunología y PhD en Nutrición Animal, Director de Investigación y Desarrollo de Solla y Profesor de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad CES, nos cuenta sobre este importante proyecto cuya inversión es de aproximadamente USD 1 millón.

¿Cuál fue el principal objetivo al construir este centro?

El sector de las mascotas es un mercado activo y dinámico. En el año 2015, se estimó que la industria del petfood en el mundo sería de 75 billones de dólares con un crecimiento anual del 4% (Aldrich, 2015). Para el año 2014, se calculó que existían alrededor de 3.5 billones de perros y gatos en el mundo (Euromonitor Internacional, 2015). En Colombia, existe una gran oportunidad en este sector ya que dicho mercado crece a doble dígito lo cual es ocasionado en gran parte por el incremento en la población de perros y gatos la cual pasó de 4 millones y 1.3 millones en el 2012 a 5 millones y 2 millones en el 2017, respectivamente (Euromonitor International, 2017).

De igual manera, la tendencia hacia la humanización de las mascotas y el incremento en el ingreso per cápita ha permitido que los propietarios de mascotas cada vez más quieran productos de mejor calidad y específicamente enfocados hacia la salud de sus mascotas. Es por esto que las compañías del sector cada vez más invierten en procesos de investigación, desarrollo e innovación en temas como palatabilidad (gustosidad del alimento) digestibilidad (proporción de nutrientes absorbidos por el animal) alimentos funcionales (aquellos con beneficios adicionales a los nutricionales como por ejemplo fortalecer el sistema inmune, promover el desarrollo cerebral y la inteligencia, optimización de la salud intestinal, promover una piel y pelaje sano y brillante) y promover el desarrollo de nutracéuticos (nutrientes derivados de  los alimentos que pueden llegar a reemplazar medicamentos mediante un mecanismo de acción similar). Una de las fortaleces de dicho centro consiste en la alianza ganadora entre la Universidad y la Empresa, la cual permite e sumar esfuerzos enfocados a la transición de la ciencia al mercado.

¿Cuáles son las principales actividades que se realizan en este centro y cuáles son sus aportes a la industria del pet food?

Las principales actividades del centro son las investigaciones en palatabilidad, en donde los animales son cuidadosamente seleccionados para controlar su experiencia alimenticia y su desarrollo cognitivo (socialización, entrenamiento, etc), mediante procesos de escogencia y calificación de los animales perros entrenados y validados para este fin. Los perros son escogidos posterior al destete, deben estar en excelente condición de salud y no mostrar evidencia de estrés. Una variedad de perros existe en el centro de acuerdo con la representatividad de las razas en Colombia, incluyendo perros criollos (de acuerdo con la tendencia de adoptar y no comprar perros de raza).

También hay equilibrio entre el número de machos y hembras para no tener sesgos por género. Por último, un número mínimo de 30 perros por prueba es garantizado para obtener resultados confiables y con validez estadística. Por lo tanto, no cualquier perro tiene la habilidad y el entrenamiento para escoger entre dos alimentos, el más palatable. Otro tipo de investigaciones, son las de digestibilidad, la cual mide de manera precisa la proporción de nutrientes que son retenidos por el animal y permiten conocer la calidad de las materias primas que se usan para la elaboración de alimentos para perros. Otras líneas de investigaciones en asocio con la Universidad son en temas como la nutrición y fisiología del ejercicio y el entendimiento de las bases fisiopatológicas del sobrepeso y la obesidad canina mediante la ejecución de trabajos de maestría y doctorado.

¿De qué manera se beneficiarían Solla y CES con esta alianza estratégica?

Solla se beneficiará Mediante el diseño y desarrollo de productos cada vez mejor soportados científicamente y diferenciados de sus homólogos. Esto permitirá competir con productos y servicios avalados por los médicos veterinarios y con una suficiente evidencia científica del efecto de los ingredientes de la dieta sobre la salud de los perros. La Universidad será pionera y se posicionará en el tema de nutrición de mascotas (un tema incipiente en Colombia y en Latinoamérica), formación de Médicos Veterinarios en posgrados enfocados a la nutrición, alimentación, fisiología y etología canina. De igual manera, contará con un centro de enseñanza único en Colombia para sus estudiantes de pregrado, los cuales podrán también hacer sus rotaciones de último año en dicho centro no solo en nutrición sino en aspectos clínicos derivados del cuidado diario de las mascotas.

 ¿Cuáles son los próximos desafíos y planes a futuro?

Los desafíos enfrentados son la fuerte competencia que existe en el mercado del petfood en Colombia y Latinoamérica de marcas con productos con alto respaldo científico y técnico. Para esto Solla busca competir con productos innovadores, probados y validados en perros tanto de raza como criollos bajo condiciones específicas del trópico. De igual manera, se busca la incorporación de materias primas autóctonas de la región y que nos permitan ganar competitividad en el mercado.

Los planes a futuro son el posicionamiento de las marcas como referentes en calidad y beneficio para las mascotas y el desarrollo de proyectos entre la Universidad y la Empresa que vayan desde el artículo científico hasta el producto en el mercado. De igual manera, se está desarrollando metodologías alternativas de medición de la palatabilidad no solo en perros sino en gatos, las cuales involucran componentes del ambiente en donde reside la mascota.

Consolidar el grupo de Investigación Nutri-Solla, el cual está certificado por Colciencias (Departamento Administrativo de Ciencia y Tecnología de Colombia) como unidad de investigación y desarrollo empresarial y como grupo de investigación como líder en la investigación, desarrollo e innovación de la nutrición y alimentación de perros y gatos.

Autor: Dr. Luis Miguel Gómez

Fuente: All Extruded

Así se conforma el mercado de ‘perrhijos’ en Centroamérica

El incremento de los animales de compañía en los hogares de Centroamérica dio pie al crecimiento de los mercados de alimento y cuidado de mascotas.

Centroamérica cuenta con 11 millones de perros y gatos, lo que ha detonado la expansión de los mercados de alimento y cuidado para mascotas (pet food y pet care).

En números, seis de cada 10 hogares del Istmo tienen un animal de compañía, cifra que aumenta 3% cada año, mientras que en las regiones de Norteamérica y Europa este grupo crece 1%, indican cifras de Nestlé Purina.

“Nuestros consumidores están cada vez más informados y más conscientes de las necesidades de las mascotas y de su rol en nuestras familias”, asegura Nicolás Torino, director de Asuntos Corporativos de Royal Canin México.

Hace énfasis en que uno de los principales factores del crecimiento de la categoría de alimento para mascotas en el mercado es el advenimiento de las parejas con doble ingreso y sin hijos (DINKs, por sus siglas en inglés). Este fenómeno ha influido de forma directa en el incremento de adopciones de mascotas.

Para muestra, las importaciones de preparaciones para alimentación animal en Centroamérica pasaron de 162.2 a 389.9 millones de dólares (mdd), indica el área de inteligencia de CentralAmericaData. Al hablar del origen de los productos, Estados Unidos se mantuvo durante 2016 como el primer proveedor, con 24.40% del mercado, seguido de México (16.01%), Costa Rica (10.55%) y Perú (5.51%).

El pet care es una de las categorías con un mejor rendimiento en los últimos ocho años, el cual continúa creciendo dos dígitos sin importar la recesión de algunas naciones en Centroamérica, puntualiza María Isabel Ribeiro, Marketing & Category manager de Nestlé Purina.

Asegura que los principales factores que han contribuido en el desarrollo prolífico de las ventas de este mercado son la urbanización de las ciudades y la humanización de las mascotas.

“Cuando el consumidor accede a la categoría del pet care, seguirá en ella por lo menos 14 años, pues la vida promedio de un perro es de 12 a 14, mientras la de un gato va de los 14 a los 16 años”, refiere la directiva de Nestlé Purina.

Ve mucho potencial en la región centroamericana, donde los dueños todavía cocinan para su mascota, sin embargo, “el consumidor se vuelve cada vez más especializado y busca un producto específico, quiere la mejor tecnología detrás de cada croqueta, además de una recomendación veterinaria, por ello las empresas invierten en diversificar su portafolio de productos para cubrir estas necesidades”.

Alberto Sándel