Causas y consecuencias de la melamina en alimento para mascotas

INTRODUCCIÓN

La exposición de la melamina en los alimentos es un adulterante tóxico. Se ha considerado como un problema de inocuidad, debido a la mortalidad en animales domésticos. Es uno de los principales adulterantes de alimentos en todo el mundo, por su alto contenido de nitrógeno que lo convierte en alternativa proteica más barata, lo que resulta en la adulteración ilegal. Este químico industrial se usa en la fabricación de plástico, resinas y tintes. Algunos países como China y Estados Unidos de América producen millones de kilogramos de melamina anualmente. Su alto contenido de nitrógeno (66%) de masa de melamina ha fomentado artificialmente el contenido de proteínas en la comida, tanto para humanos y algunos alimentos destinados en los alimentos. En este sentido, si la melamina se encuentra presente en los alimentos puede producir patologías renales. Por lo que su combinación con el ácido cianúrico  ha sido un nuevo tema que sin duda es de gran interés en medicina veterinaria. La parte fundamental de nuestro análisis, consideró información extraída de diferentes bases de datos científicas además de conocer la problemática y el impacto de la melamina en el organismo.

La melamina tiene un porcentaje de masa de nitrógeno de 66.6 %, muy superior al de la mayoría de los alimentos que contienen proteínas por lo que su adición puede aumentar el contenido de nitrógeno en los alimentos, haciéndolos parecer con un mayor nivel de proteína. Existen estudios sobre biomarcadores que sugieren que las alteraciones fisiológicas causadas por la melamina así como su combinación con el ácido cianúrico afectan el metabolismo de los aminoácidos y la energía e inducen apoptosis en el epitelio tubular renal in vitro. La toxicidad de la melamiina se debe principalmente a su capacidad de unirse a otras sustancias como el ácido cianúrico mediante la formación de enlaces de hidrógeno en medio acuoso; además, cuando la melanina se absorbe en el torrente sanguíneo, se combina con ácido úrico, fosfato o ácido cianúrico.

REGULACIÓN LEGAL

En humanos, los límites actuales según la Administración de Alimentos  y Medicamentos (FD, Food and Drug Administration) para la melamina en comida es 2.5 partes por millón, calculado en la base de ingestión en una persona que pesa 60 Kg. La Comisión de Codex Alimentarius, aprobó un nivel máximo de melamina de 1mg/Kg en la leche artificial en polvo para lactantes y de 2.5 mg/Kg para otros alimentos. Y un límite máximo de 0.15 mg/kg de melamina en la leche líquida para lactantes.

DETECCIÓN

En la actualidad, diversos laboratorios han desarrollado métodos para detectar residuos de melamian y ácido cianúrico en alimentos para mascotas, alimento para humanos, proteína cruda y otros piensos. Dichos métodos suelen ser: cromatografía liquida de masa (HPLC-MS/Ms), inmunoensayo de antígeno anticuerpo (ELISA) y cromatografía liquida de alta eficacia (HPLCUV). La melamina en el organismo se metaboliza lentamente y se excreta en gran medida sin cambios en la orina. De manera que, la medición de la melamina urinaria puede proporcionar una forma rápida y económica de identificar la exposición a los alimentos adulterados con melamina.

ADULTERACIÓN: MELANINA Y ÁCIDO CIANÚRICO

En el año 2007, se detectó melamina en sustancias utilizadas en alimentos para mascotas, lo que instigó en el retiro de 60 millones de latas y paquetes en los Estados Unidos de América, Canadá y México fabricados por Menu Foods (Streetsville, ON, Canadá) además, se encontró que la contaminación con melamina se asociaba al uso de gluten de trigo importado de la empresa China, Xuzhou Anying Biologic Technology Development. Otras evidencias señalan que el gluten de trigo utilizado en los alimentos para mascotas se adulteró con melamina y al ser ingerido por los animales se combinó con ácido cianúrico (otro compuesto con alto contenido de nitrógeno utilizado como adulterante) para producir un complejo altamente insoluble que actuó bloqueando los túbulos renales y provocó la muerte de cientos de mascotas por insuficiencia renal aguda.

PERSECTIVAS FUTURAS

En vista de la aparente toxicidad de la melamina en caninos y felinos, existe una preocupación con respecto a las posibles ramificaciones de la salud humana si la melamina entra en el suministro de alimentos para humanos. Se ha documentado en China, desde septiembre de 2008, un aumento en la frecuencia de “piedras” en el riñón (cálculos renales-nefrolitiasis-litiasis renal) e insuficiencia renal en niños pequeños, asociados a la ingestión de preparaciones para lactantes contaminadas con melamina. Por si fuera poco, un estudio señala que el riesgo de nefrolitiasis inducida por melamina en niños pequeños comienza en un nivel de ingesta más bajo que los niveles recomendados por la Organización Mundial de la Salud. En seres humanos, el escándalo  de la contaminación de la leche en el año de 2008 en China ha tenido grandes consecuencias que hasta ahora se sabe sobre la formación de cálculos urinarios en niños con daño renal y aumento de la ortalidad infantil. Han pasado nueve años, pero los problemas de seguridad alimentaria siguen siendo motivo de preocupación en la vida cotidiana de millones de personas. Sin duda se requiere vigilancia para garantizar que no se repitan estos problemas de seguridad alimentaria por lo que los estudios deben centrarse en la detección temprana de negligencia de la industria alimentaria, así como en los mecanismos mediante los cuales estas sustancias tóxicas inducen  enfermedades y cómo pueden prevenir y controlar mejor estas situaciones.

Es importante volver a señalar que la melamina es un carcinógeno  reconocido y puede inducir tumores del tracto urinario. Se ha sugerido que la melanina puede tener un impacto más allá de la disfunción renal. Por lo que existen más de 40 estudios con hallazgos in vitro así como en humanos y animales.

Sin duda, la regulación normativa de la melamina ha demostrado ineficiencia en cuanto al control de alimentos, y sigue siendo una de las causas que afectan al sistema renal en animales y en algunos casos en humanos. Es posible que en un futuro muy próximo el establecimiento del área de farmacovigilancia veterinaria juegue un pilar fundamental para disminuir los riesgos y los daños en todos los organismos a nivel nacional y mundial.

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

Garibay, G.A. Malacara, R.M. B., Benitez, O. R. a., Correa, C. C. P., Jiménez, T. R., Gutiérrez, V. M. E., Riuz, C. G. (2018). Adulteración y efecto de la melanina en alimentos para pequeñas especies. Vanguardia Veterinaria (85), 10-17.

Alan Garibay Mónica Malacara Rodrigo Benítez Paola Correa Profesional UAM-Xochimilco

Roberto Jiménez Martha Gutiérrez Renán Medina Gabriel Ruiz UAM-Xochimilco

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *