Planeación estratégica efectiva

 Toda empresa que pretenda obtener crecimiento, participación de mercado y rentabilidad representativos debe tener elaborado y ejecutado un excelente plan estratégico.

Este plan será el mapa de navegación para que los diferentes actores de la empresa tengan conocimiento de la ruta a seguir alineados a los objetivos generales con el fin de alcanzar la meta establecida de una manera eficiente y eficaz.

Sin embargo, muchos dueños, directores y gerentes están en contra del diseño de planes estratégicos. La razón es perfectamente comprensible, si bien, un excelente diseño del plan estratégico es fundamental, el diseño del mismo no puede volverse paquidérmico, se entregan reportes de 120 páginas que nadie está dispuesto a leer y peor aún se da la entrega final cerca del cierre del periodo lo cual hace al plan completamente inservible.

En otros casos se entregan los documentos del plan en tiempo a todo el equipo, pero este no hace uso de él ya sea por desconocimiento del mismo, por no saber cómo aplicarlo o sencillamente por no aceptar las nuevas propuestas contenidas. En estos casos, excelentes planes quedan guardados en los discos duros de las computadoras durante todo un periodo hasta que llega de nuevo la fecha para el diseño de un nuevo plan.

Cuando situaciones como las anteriormente mencionadas se presentan en las empresas, es cuando los gerentes toman la decisión de trabajar sin planes estratégicos ya que consideran que el tiempo y recursos que se invierten en la elaboración de los mismos se desperdicia por completo.

En la medida que pasa el tiempo los mercados son cada vez más dinámicos y competitivos lo cual implica que las empresas deben estar mejor preparadas, pero de una manera mucho más ágil.

Es por esto que en 2010 Alex Osterwalder diseñó el Business Model Canvas; un formato que visualiza el modelo de negocio resultando un documento que ofrece directamente una visión global de la idea de negocio, mostrando claramente las interconexiones entre los diferentes elementos.

El modelo debe ser completado en el siguiente orden:

  1. Segmentos de clientes.
  2. Propuesta de valor.
  3. Canales.
  4. Relación con clientes.
  5. Vías de ingreso.
  6. Recursos clave.
  7. Actividades clave.
  8. Asociados clave.
  9. Egresos

Una vez se completa el cuadro se obtendrá claridad sobre el negocio y esto dará las herramientas necesarias para poder elaborar tanto presupuestos de venta y marketing como metas de ventas, crecimiento y rentabilidad.

Esta propuesta de formato a pesar de su aparente simplicidad servirá de herramienta para tomas las decisiones adecuadas en tiempo y calidad. De igual manera en el entendido que los mercados son dinámicos, de la misma forma lo debe ser la estrategia por lo que es importante revisar el cuadro constantemente con el fin de hacer los ajustes necesarios con el fin de asegurar el cumplimiento de los objetivos establecidos.

Alejandro Romero H.
Director General de ZOO INC .

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *