Carbohidratos complejos derivados de paredes de levaduras y sus efectos en la salud intestinal de las mascotas

INTRODUCCIÓN

La salud de las mascotas está muy ligada a la salud intestinal (entendida como salud del tubo digestivo completo). Con un tubo digestivo sano es posible una adecuada ingestión y digestión de alimentos, así como una correcta absorción de nutrientes; aspectos básicos para el bienestar de todo individuo. Pero las funciones del tubo digestivo van más allá, puesto que, actúa también como una barrera selectiva ante muchos otros elementos del medio ambiente que pueden ser potencialmente nocivos para el individuo (Bischoff, 2011).

Para mantener la salud intestinal es importante establecer un equilibrio en dos entidades funcionales que ahí coexisten e interactúan continuamente. Por una parte, la denominada barrera intestinal, y por otra, la microbiota intestinal. Es esta compleja interacción entre los diversos tipos celulares que conforman las paredes (notablemente, la mucosa) del tubo digestivo y la microbiota que ahí radica, lo que determina la forma en que el animal responde a todo ese cúmulo de factores ambientales a los que, por esta vía, se ve expuesto diariamente. En general hablamos de que en el tubo digestivo se controla la tolerancia inmunitaria a los nutrientes y microorganismos benéficos, la reacción ante alérgenos dietarios, así como la defensa ante compuestos y microorganismos potencialmente dañinos presentes en agua y alimentos (Bischoff, 2011, Viladomiu et al., 2013). Es por esto que, la salud intestinal está fuertemente asociada con un estado de bienestar general del animal.

EFECTOS DE LOS CARBOHIDRATOS COMPLEJOS EN LA SALUD INTESTINAL

Los carbohidratos dietarios van a interactuar con la barrera y la microbiota intestinales, y las respuestas o efectos que generarán van a depender principalmente de su composición química (tipo de monómeros que los constituyen, tipos de enlaces químicos con los que están unidos tales monómeros, nivel de ramificación, etc.) y su concentración en la dieta (Choct, 1997). Por ejemplo, los almidones dietarios son carbohidratos complejos que sirven como fuente de energía para las mascotas, porque los monómeros que los componen (moléculas de glucosa) están unidos mediante enlaces α-glucosídicos en las posiciones 1,4 o 1,4 y 1,6, que pueden ser degradados por las enzimas digestivas, quedando así disponibles para su absorción. Por otra parte, carbohidratos complejos como los manano oligosacáridos (MOS) encontrados en las paredes de levaduras (Saccharomyces cerevisiae) no sirven como fuente de energía, ya que los monómeros que los componen (moléculas de manosa y glucosa) están unidos con enlaces α-glucosídicos en posiciones 1,2 , 1,3 y 1,6, que en general no pueden ser degradados por las enzimas digestivas del animal ni ser absorbidos en el tubo digestivo anterior. Pero estos MOS, debido precisamente a su composición química que no permite su digestión y absorción intestinal, pueden tener otro tipo de interacciones con las entidades funcionales del tubo digestivo, interacciones que se traducen en beneficios para el animal.

MANANO OLIGOSACÁRIDOS (MOS) Y SALUD INTESTINAL

Los MOS son un tipo de carbohidratos complejos poco fermentables con efectos prebióticos (modulan la composición de la microbiota intestinal favoreciendo a las bacterias benéficas). A diferencia de otros prebióticos como los fructooligosacáridos (FOS) que son más fermentables, los MOS, además que servir como sustrato para alimentar bacterias benéficas, tienen la propiedad de aglutinar ciertos tipos bacterianos potencialmente patógenos (Escherichia coli y Salmonella), evitando su adhesión a la mucosa intestinal, limitando así procesos inflamatorios y agresiones a la mucosa y otros tejidos del animal, derivados de la colonización bacteriana. Los MOS también son reconocidos como agentes inmunomoduladores (Zentec et al., 2002; Swanson et al., 2002, Weber et al., 2016).

Existen diversas fuentes de MOS en la naturaleza, dependiendo de su origen, procesamiento y control de calidad al que sean sometidos, podrán tener diferente nivel de efectividad. Los MOS derivados de las paredes de cepas especiales de levaduras (Saccharomyces cerevisiae), son de los más estudiados (Gouveia et al., 2006; Muthusamy et al., 2011).

CALIDAD DE LAS HECES Y DIGESTIBILIDAD DE NUTRIENTES EN PERROS ALIMENTADOS CON DIETAS CONTENIENDO MOS DERIVADOS DE PAREDES DE LEVADURAS

Se evaluó la digestibilidad de la materia seca y proteína, así como las características de las heces, en 12 perros Beagle de 4 años de edad (6 machos y 6 hembras) que recibieron dietas con base en las recomendaciones nutricionales de AAFCO (2004) para animales adultos, y que fueron suplementadas o no con una fuente comercial de MOS (0.0%, en el grupo testigo y 0.2% en el grupo tratado). Después de un período de 10 días de adaptación a las dietas, se realizó la colecta de heces durante 5 días para efectuar las pruebas antes referidas. Se utilizó un diseño completamente aleatorizado, analizándose los datos de las variables de respuesta mediante una prueba de T de Student. La calidad de las heces se calificó de acuerdo a los parámetros mostrados en las tablas 1 y 2. 

RESULTADOS:

Suplementando las dietas con 0.2% de MOS se redujo el olor de las heces, respecto al determinado en animales recibiendo la dieta control.

CONCLUSIONES

La suplementación de MOS al 0.2% en la dieta redujo el olor de las heces, respecto a los animales control. La suplementación de MOS al 0.2% en la dieta no afectó las características físicas de las heces. La suplementación de MOS al 0.2% en la dieta tendió a mejorar la digestibilidad de la proteína en los perros. Los MOS derivados de paredes celulares de cepas especiales de levaduras (Saccharomyces cerevisiae) tienen un elevado potencial para mejorar y mantener la salud intestinal en las mascotas.

BIBLIOGRAFÍA

Jurgen Zentek,2 Bettina Marquart and Tanja Pietrzak. Intestinal Effects of Mannanoligosaccharides, Transgalactooligosaccharides, Lactose and Lactulose in Dogs1. 0022-3166/02 $3.00 © 2002 American Society for Nutritional Sciences. J. Nutr. 132:  1682S–1684S, 2002.

Swanson, K. S., C. M. Grieshop, E. A. Flickinger, L. L. Bauer, H. P. Healy, K. A. Dawson, N. R. Merchen, and G. C. Fahey Jr. 2002. Supplemental fructooligosaccharides and mannanoligosaccharides influence immune function, ileal and total tract nutrient digestibilities, microbial populations and concentrations of protein catabolites in the large bowel of dogs. J. Nutr. 132:980–989.

Swanson, K. S., C. M. Grieshop, E. A. Flickinger, H. P. Healy, K. A. Dawson, N. R. Merchen, and G. C. Fahey Jr. 2002c. Effects of supplemental fructooligosaccharides plus mannanoligosaccharides on immune function and ileal and fecal microbial populations in adult dogs. Arch. Anim. Nutr. 56:309–318.

Stephan C Bischoff, Gut health’: a new objective in medicine? BMC Medicine 2011 9:24

  1. P. Weber et al, Digestive sensitivity varies according to size of dogs: a review, Journal of Animal Physiology and Animal Nutirion, Version of Record online: 4 APR 2016 | DOI: 10.1111/ jpn.12507

Gouveia, Eliana Maria Ferreira et al. Use of mannanoligosacharides as an adjuvant treatment for gastrointestinal diseases and this effects on E.coli inactivated in dogs. Acta Cir. Bras.


[online]

. 2006, vol.21, suppl.4, pp.23-26. ISSN 0102-8650.

Digestibility and fecal characteristics evaluation of dogs supplemented with ImmunoWall®, PhD Ananda P. Félix Universidade Federal do Paraná, 2013N Muthusamy a, S. Haldar a , T.K. Ghosh a & M.R. Bedford Effects of hydrolysed Saccharomyces cerevisiae yeast and yeast cell wall components on live performance, intestinal histo-morphology and humoral immune response of broilers. British Poultry Science, 52:6, 694-70

Krimilda Valle
Ricardo Toledo
Grupo de Asesores en Biotecnología
Melina Bonato
ICC BRASIL

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *