,

¿Qué alimentación le estás dando a tú mascota?

Durante mucho tiempo, los perros y gatos de muchos hogares fueron alimentados con comida casera. Hoy, esta práctica es tachada como peligrosa. ¿Concentrado o sobras? El debate está servido.

Quienes pertenecen a generaciones pasadas pueden recordar que el perro o el gato de la casa comían las sobras de la comida. Las mascotas que durante años acompañaron a las familias colombianas eran alimentadas con lo que quedaba del almuerzo o la comida. Durante muchos años eso estuvo bien, pero expertos en nutrición animal dicen que es una práctica peligrosa. ¿Por qué? Al parecer, muchos de los ingredientes que se usan en las cocinas son dañinos para los animales.

“No comparto esa opinión. Para mí, es cuestión de negocio: nos quieren hacer alimentar a nuestros animales con concentrados llenos de químicos”, dice Marcela Patiño, dueña de dos perros bulldog francés y un gato criollo. “Yo soy vegetariana y alimento a mis gatos con comida natural, preparada por mí. Están más sanos que nunca”, afirma. El debate está servido: aunque muchos dueños de mascotas prefieren el alimento procesado, “por práctico”, cada vez más personas recurren a la comida hecha en casa.

Los números parecieran estar también detrás de la decisión. La alimentación es quizás el rubro más importante en la tenencia de un animal de compañía. “El presupuesto varía de acuerdo a la mascota y su tamaño, pero, en promedio, el gasto asciende a $200.000 mensuales”, explica el veterinario Pedro Morales. “La edad, las necesidades nutricionales y otros detalles determinan el tipo de concentrado, incluso ya hay unos especialmente diseñados para animales con sobrepeso”, agrega. El negocio de la comida animal ha crecido mucho: en 2017 se produjeron en el mundo más de 1.000 millones de toneladas de alimento para mascotas. “Lo que habla bien de la calidad del producto”, dicen expertos.

Un documental de la cadena de televisión inglesa Channel 5 causó polémica entre los dueños de mascotas, pues varios expertos en nutrición afirmaban que la comida para mascotas estaría disminuyendo los años y la calidad de vida de los animales. Los productores se defendían diciendo que el concentrado no sólo mejora el sistema digestivo de los animales, sino que proporciona beneficios que no aporta la comida normal.

Jonathan Self, uno de los expertos que hablaron en el documental, planteaba que la dieta más adecuada para un perro sería la de un lobo gris en estado silvestre (hierbas y carne cruda), puesto que sus sistemas digestivos son prácticamente idénticos. También afirmaba que nueve de cada diez visitas de un perro al veterinario se deben a mala alimentación y que los granos concentrados cambiaban el pH del sistema digestivo de los caninos.

¿Qué darles de comer? Los productores de comida procesada para mascotas dicen que “existen muchas líneas de nutricionistas para las mascotas que piensan que seguir alimentándolos como se hacía antes es lo mejor, pero hay otros que son verdaderos defensores del concentrado”.

¿Hay diferencias visibles entre un animal alimentado con sobras y uno con concentrado? Según Carlos Cifuentes, veterinario de Pet Food Institute, “las necesidades calóricas de los perros y gatos son más bajas que las de los humanos y muchos alimentos humanos son más densos. Consumir mayor cantidad de calorías podría terminar en problemas de obesidad para su mascota, lo que desencadenaría problemas de salud”.

Es decir, todo depende de la actividad del gato o perro, de su raza, edad y condición física. “Los dueños deben determinar, de acuerdo con su calidad de vida, qué es lo mejor para su animal de compañía”, explica Morales. Lo que nunca jamás debe darle a su animal, porque le provocaría infarto, sobrepeso y problemas digestivos, es comida chatarra. Otros alimentos totalmente prohibidos son café, té, chocolate, uvas, ajo, cebolla, ahuyama y algunos frutos secos.

La Red Zoocial

El Espectador

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *