Sostenibilidad y proteína en la industria Pet Food

Las dietas altas en proteína y altas en carne se han apoderado del pasillo de alimentos para mascotas en los últimos años. La proteína dietética es importante por muchas razones. Proporciona aminoácidos esenciales y no esenciales para la síntesis de proteínas en el cuerpo que son necesarias para la reparación y el mantenimiento de los tejidos, la producción de anticuerpos y enzimas y como fuente de energía.

En el mundo de la nutrición, muchos nutrientes e ingredientes se colocan en la “lista de ingredientes malos” por una variedad de razones, pero la proteína parece ser una de las pocas afortunadas que continúa aumentando en popularidad. Sin embargo, la proteína es uno de los nutrientes más costosos desde el punto de vista financiero, metabólico y ambiental, especialmente cuando la proteína proviene de fuentes de origen animal.

El costo financiero de la proteína


Generalmente, lo que pensamos es conservar el medio ambiente en lo que respecta a la sostenibilidad, pero la viabilidad económica también es un componente clave.
El costo de los ingredientes con alto contenido de proteínas está en aumento en todo el mundo. El entorno económico está cambiando, con una mayor demanda de fuentes de proteína animal en las naciones emergentes con poblaciones en crecimiento de la clase media, como China.
Los brotes de enfermedades zoonóticas, como la influenza aviar, han causado disminuciones intermitentes en el suministro, así como restricciones de importación y exportación entre países. Los mercados de humanos, ganado, acuicultura y mascotas compiten por ingredientes proteicos de alta calidad.

Al mismo tiempo, las mejoras tecnológicas en el procesamiento están dando como resultado que más materias primas ingresen a la cadena alimentaria humana y estén menos disponibles para otros sectores. El cambio climático también está creando desafíos con la producción de cultivos, creando un efecto dominó en los precios en toda la cadena de suministro.

Los ingredientes proteicos suelen ser los ingredientes más caros incluidos en los alimentos para mascotas. Tanto el tipo como la cantidad de proteína afectan el costo de la dieta. Los ingredientes animales y vegetales son fuentes de proteínas, cada una con sus ventajas y desventajas.


Desde una perspectiva de costos, las proteínas vegetales tienden a ser menos costosas.

Las comidas de animales procesadas o las carnes deshidratadas, así como las proteínas vegetales tienen una larga vida útil, por lo que el desperdicio de alimentos es un problema menor en comparación con las carnes frescas, que tienen una vida útil corta y requieren refrigeración o congelación.

Actualmente, las nuevas proteínas están en tendencia, pero pueden crear desafíos en la cadena de suministro y el alto precio asociado. Los beneficios de las proteínas exóticas se observan principalmente en mascotas con reacciones adversas a los alimentos que necesitan una dieta con una fuente de proteína a la que no hayan estado expuestos previamente. Alimentar con dietas proteicas exóticas a la mayoría de las mascotas no es sostenible.

 

La proteína es metabólicamente costosa


La proteína no solo es económicamente costosa, sino que también es biológicamente ineficiente.
La energía es esencial para la vida. Los perros y los gatos pueden usar tres fuentes de energía: proteína (aminoácidos), carbohidratos (glucosa) y grasa. Cuando se compara con carbohidratos y grasas, el uso de aminoácidos como fuente de energía es costoso. Esto se debe a la estructura de los aminoácidos.

Todos los aminoácidos contienen un grupo amino y un grupo ácido. Cuando un aminoácido se utiliza como energía, el grupo amino (que contiene nitrógeno) se elimina de la estructura de aminoácidos. La estructura restante puede usarse para generar energía. Si el cuerpo separado del grupo amino no es necesario para otro fin, se convierte en el hígado en un producto final, llamado urea, que se excreta en la orina.

RECOMENDAMOS: El efecto ambiental de la carne en el alimento para mascotas

Los alimentos para mascotas deben proporcionar todos los nutrientes requeridos por perros y gatos en cantidades adecuadas. Exceder significativamente el requerimiento de un animal de proteína o cualquier nutriente es un desperdicio. Mientras que prevenir las deficiencias de nutrientes es crítico, también lo es evitar los excesos de nutrientes.

No solo es un desperdicio proporcionar nutrientes en cantidades que superan con creces los requisitos, sino que la ingesta excesiva de nutrientes también puede ser perjudicial. Los niveles de nutrientes en las dietas ricas en carne pueden dar como resultado desequilibrios de nutrientes y niveles excesivos de algunos nutrientes, en particular proteínas, grasas, calcio, fósforo y magnesio.


Las altas concentraciones de calcio y fósforo podrían afectar negativamente a la biodisponibilidad de minerales, incluidos hierro, manganeso, cobre y zinc. Mientras que algunos perros pueden requerir niveles más altos de ciertos nutrientes, cualquier cosa que exceda sus requisitos no será beneficiosa desde el punto de vista nutricional ni ambiental.

Impacto ambiental de la proteína

La contaminación de nutrientes es un problema ambiental extendido, costoso y desafiante causado por el exceso de nitrógeno y fósforo en el aire y el agua. El nitrógeno de la urea y otras fuentes, es un contaminante ambiental.                           

La sobrealimentación de proteínas no solo sirve como un uso ineficiente de la energía. Sino que también conduce a una mayor excreción de nitrógeno (es decir, urea) y niveles de amoníaco ambiental. Cuanta más proteína se alimenta por encima de los requisitos, más urea se excreta.

Soluciones de sostenibilidad

Hay algunos pasos simples que pueden tomarse para disminuir la huella ecológica y hacer de la sostenibilidad una prioridad:

  • No sobrealimente a su mascota. Aprenda a identificar si su mascota tiene un peso corporal ideal. No solo usará menos comida, sino que también mejorará la salud de su mascota al mantenerlo delgado y en forma.
  • Elija un alimento con un contenido proteico moderado.
    Considere elegir una dieta que incluya ingredientes proteicos a base de plantas
  • Limite el uso de dietas con proteínas exóticas, a excepción de las mascotas que sufren reacciones alimentarias adversas.
  • Apoyar a las empresas que se centran en la sostenibilidad en sus prácticas comerciales.
  • La sostenibilidad se trata de satisfacer las necesidades de hoy sin comprometer las necesidades de las generaciones futuras.
  • Mantener la sostenibilidad como prioridad en nuestras elecciones cotidianas tiene beneficios de largo alcance para las personas, las mascotas y el planeta.

 

RECOMENDAMOS: Canadá: Una propuesta ecológica para la industria

Fuente:

http://exclusive.multibriefs.com

Revista PetFood Latinoamérica también en:

Facebook

Twitter

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *