,

Similitudes entre la mascota adulta y la nutrición humana

Al igual que los seres humanos, la población de mascotas también está viviendo más tiempo debido a una mejor nutrición y atención veterinaria. Se estima que el 45 por ciento de los padres de perros tienen un perro de 7 años o más, mientras que el 46 por ciento de los padres de gato tienen un gato de 7 años o más.

En los últimos 15 años una serie de estudios proporcionan evidencia que indican similitudes entre el hombre y su mejor amigo en cuanto a las habilidades cognitivo- conductuales, particularmente en las últimas etapas de la vida. Estos estudios sugieren que la disfunción cognitiva en el envejecimiento canino es notablemente similar al envejecimiento humano y la demencia.

RECOMENDAMOS: Perros adultos, ¿cuánto alimento necesitan?

En los seres humanos, la enfermedad de Alzheimer implica la acumulación de placas seniles llamadas placas beta amiloide (Aβ) y ovillos neurofibrilares (NFT). Los caninos desarrollan lesiones en Aβ, pero no completamente los NFT. Además, los radicales libres o las especies reactivas del oxígeno (ROS) de la disfunción mitocondrial pueden causar efectos negativos en neuronas tanto en caninos como en seres humanos.

En el modelo canino, el uso de antioxidantes y cofactores mitocondriales, tales como la carnitina, el ácido alfa lipóico y el alfa-tocoferol, mostraron una mejoría cognitiva y la disminución de la neuropatología en perros ancianos.

Los beneficios del consumo de pescado son bien reconocidos en la salud humana; sin embargo, existen diferentes fuentes alternativas a su uso como es el caso de las algas heterotróficas que son responsables con el medio ambiente, sostenibles y sustentables además de tener alto contenido dentro de su composición de omega 3, principalmente DHA.  Varios estudios en personas de edad avanzada indican que el consumo de ácido docosahexanoico (DHA) tiene una asociación protectora contra el deterioro cognitivo. Asimismo, el uso de DHA en el modelo canino a su vez aporta mejoras en el aprendizaje cognitivo de perros adultos.

RECOMENDAMOS: El DHA como fuente de omega

Más recientemente, se han demostrado fuertes evidencias procedentes de una serie de estudios sobre la levadura de selenio, indicando que la levadura de selenio juega un papel importante en la reducción de la carga beta amiloide y minimiza la oxidación del ADN y el ARN, lo cual puede ayudar a prevenir las neuropatologías asociadas con la disfunción cognitiva por la edad.

No existe una única alternativa que proporcione una solución para la defensa de la función cognitiva a lo largo de la vida. Sin embargo, está claro que las herramientas nutricionales disponibles nos pueden ayudar a forjar un excelente escudo para luchar contra el deterioro cognitivo tanto en el ser humano adulto como en su mejor amigo.

Escrito por Juan Juan Gómez -ALLTECH

Artículo completo en Revista PetFood edición agosto-septiembre 

PetFood Latinoamérica también en

Facebook

Twitter

Linkedin

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *