,

Alimento para perros y gatos ¿Cuáles son las diferencias?

El alimento para perros y gatos es similar en cuanto aroma y apariencia. Incluso hay fabricantes que elaboran ambos tipos de productos; Sin embargo, aunque guarden similitudes, son fundamentalmente distintos, y en PetFood Latinoamérica te explicamos por qué.

¿Por qué es diferente el alimento para perros y gatos?

Si bien perros y gatos son los animales domésticos más populares, sus necesidades nutricionales son distintas. Incluso dentro de la misma especie existen diferencias de acuerdo a raza, etapa de desarrollo y padecimientos particulares de salud.

La comida para perros contiene beta caroteno el cual es convertido en vitamina A durante el proceso digestivo. Por su parte, el alimento para gatos está compuesto por vitamina A y Taurina, aminoácido necesario para los gatos pero que los perros producen de manera natural. Otro nutriente que difiere de la dieta del uno al otro es el araquidónico. Éste último se trata de un ácido graso esencial para los mininos que es prescindible para los perros.

RECOMENDAMOS:  Alimentos sin carne para gatos ¿Es posible?

Los perros son omnívoros mientras que los gatos son fundamentalmente carnívoros, por esta razón la dieta para los gatos debe contener mayor cantidad de grasa y proteínas que la de los perros. Aunque hay gatos que pueden vivir con consumos bajos de proteína, no es lo más indicado para su salud.

Cuáles son las consecuencias de alimentar a una mascota con alimento para otra especie

Como ya hemos dicho, los felinos requieren una mayor ingesta de grasas y proteínas, de modo que los perros alimentados con comida para gato tienden a ser obesos, en consecuencia, son más propensos a desarrollar enfermedades degenerativas. También se pueden presentar diarrea, vómito e incluso pancreatitis.

La comida para perros no perjudica de manera directa a un gato a corto plazo; pero a largo plazo puede ocasionar graves daños porque el alimento para perros no les proporciona los nutrientes necesarios que el felino necesita.

RECOMENDAMOS: Alergias alimentarias en mascotas

A diferencia de los gatos, el gusto canino es menos selectivo en cuanto al alimento; por lo que muchos propietarios optan por proveerles el alimento que tengan más a la mano, pero como ya hemos dicho, esto implica un gran riesgo. No es que la comida de perros sea tóxica para los gatos o viceversa, sino que ambos animales tienen necesidades nutricionales distintas.

PetFood Latinoamérica también en

Facebook

Twitter

Linkedin

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *