,

La huella ecológica del alimento para mascotas

Elegir una dieta para nuestras mascotas tiene implicaciones que no sólo afectan su salud y nuestro bolsillo, sino también al planeta. La huella ecológica  es un indicador del impacto ambiental generado por la demanda humana de los recursos existentes de la Tierra. Por supuesto, la industria del alimento para mascotas no está exenta de provocar efectos en el medio ambiente.

¿Cuál es la huella ecológica de las mascotas?

Las mascotas pueden tener una gran huella ecológica, y su comida es uno de los principales factores de impacto ambiental. Los expertos en vida sostenible Robert y Brenda Vale sugieren en su libro Time to Eat the Dog? que un perro de tamaño mediano podría tener una huella similar a un SUV grande. Otros expertos han llegado a conclusiones similares sobre la sostenibilidad de la alimentación de mascotas.

Hacer la comida de los animales domésticos requiere mucha proteína animal, y la tendencia actual es alimentar a nuestras mascotas con dietas con alto contenido cárnico. Los alimentos típicos para perros contienen de 20 a 40 por ciento de proteínas, mientras que los alimentos para gatos varían entre el 30 y el 60 por ciento. Las dietas a base de carne tienen huellas ecológicas mucho más grandes que las dietas basadas en plantas, ya que se necesita mucha tierra, agua y alimentos para alimentar a cerdos, vacas, ovejas, aves y peces cultivados.

RECOMENDAMOS: Alimentos vegetarianos para mascotas

¿Qué alternativas existen para disminuir la huella ecológica de los alimentos para mascotas?

Los subproductos son sostenibles y saludables para los animales. La mejor manera de alimentar a nuestras mascotas con dietas basadas en carne y con una huella ecológica mínima es usar cada parte de los animales que sacrificamos para alimento humano, incluyendo los órganos e ingredientes también denominados “subproductos”.

Muchas empresas persisten en decir  que los subproductos deben evitarse para así lograr que sus recetas sean más atractivas para el consumidor. Sin embargo, lo que es bueno para los seres humanos no siempre es ideal o necesario para las mascotas.

Algunos fabricantes usan el término “grado humano” para describir los alimentos o ingredientes para mascotas, pero la frase no tiene significado legal y no implica necesariamente nada sobre calidad o valor nutricional. Las mascotas necesitan alimentos de buena calidad, pero no tienen que competir por el mismo bistec que su dueño.

En conclusión:

Contrariamente a muchos informes, no hay beneficios documentados de alimentar a las mascotas con una dieta sin grano o sin otros ingredientes vegetales. Según un estudio reciente, una de las principales diferencias genéticas entre los perros y los lobos es que los perros tienen una mayor capacidad para obtener nutrientes de granos y otras plantas. Las actuales tendencias de la dieta libre de grano son sobre la venta de alimentos para mascotas, no sobre la salud de los animales domésticos.

RECOMENDAMOS: Dieta libre de grano ¿Es buena?
En conclusión, las opciones de alimento para mascotas pueden tener implicaciones para su salud, la cartera del propietario y el planeta. Expertos recomiendan que una manera de reducir la huella ecológica del alimento para mascotas, sin descuidar su salud, es alimentándoles con dietas con cantidades moderadas de carne y subproductos animales. Otra sencilla manera es darle a la mascota sólo la cantidad de alimentos que necesita para mantener un peso corporal saludable.

Fuente: The Conversation

http://www.alternet.org/environment/pet-food-has-massive-ecological-footprint-how-can-we-feed-fido-more-sustainably

PetFood Latinoamérica también en

Facebook

Twitter

Linkedin

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *