,

Empaquetado del alimento para mascotas: 4 aspectos a considerar

El empaquetado del alimento para mascotas es uno de los aspectos más importantes para la industria. Gracias a este proceso es posible preservar la calidad del producto, transportarlo y distribuirlo, además, el empaque es la envoltura de nuestra marca y lo primero que los consumidores verán cuando se acerquen al producto.

A continuación te compartimos cuatro aspectos a considerar en el proceso de empaquetado del alimento para mascotas:

 1. Investigar e innovar:

Muchos productores asumen que los procesos que han empleado durante años son los más adecuados para el empaquetado del alimento para mascotas. Conformarse con tecnologías tradicionales es un error común en la industria; por ejemplo, actualmente ha habido mejoras en las películas de polietileno que las hace más fuertes y resistentes, lo que recude los costos de producción; sin embargo, muchos productores desconocen estos avances tecnológicos perdiéndose así de sus beneficios.

RECOMENDAMOS: Etiquetado para alimento alimentos de mascotas

 2. Consultar expertos en empaquetado:

El proceso de empaquetado del alimento para mascotas implica una gran cantidad de factores que podrían ser obviados si no se es un experto en la materia del embalaje. Por ejemplo, un mínimo error de cálculo en el tamaño del empaque primario o secundario podría implicar un aumento en los costos de producción.

Por otra parte, antes de lanzar al mercado un producto es indispensable realizar las pruebas apropiadas que permitan conocer si el empaque resistirá las condiciones de envasado, transportación, distribución y uso. Ésta es la razón por la que encontramos primordial ceder la responsabilidad del diseño del embalaje a expertos capaces de crear un empaque que responda a las necesidades específicas de nuestro producto y mercado.

3. Hacer un análisis de costos del proceso de empaquetado del alimento para mascotas:

Ésta sugerencia podría parecer obvia, no obstante, el proceso de empaquetado del alimento para mascotas implica infinidad de etapas y de pasar por alto alguna podríamos salirnos drásticamente de presupuesto.

En principio  hay que considerar los costos del material, del diseño del embalaje, de las respectivas pruebas de envasado y de la producción. A su vez,  los costos de envío, inventario, almacenamiento y mano de obra.

RECOMENDAMOS: Polipropileno ¿El mejor para empaques?

4. Pensar en el medio ambiente:

En la actualidad es absolutamente necesario que en todo giro se tome en cuenta el impacto ambiental de nuestros productos, y el empaquetado del alimento para mascotas no es la excepción. Pensemos, por ejemplo, qué tipo de energía se utilizará en nuestra producción o si los materiales son reciclables o biodegrables. Este tipo de características no sólo reducirán el posible daño ambiental de nuestra producción, también comprometernos con un proceso sostenible podría representarnos un ahorro considerable.

Como podemos ver, el empaquetado del alimento para mascotas  no es una simple bolsa para transportar comida, sino un complejo proceso con el que podemos acercar nuestro producto al mercado y hacerlo más accesible a nuestros consumidores.

PetFood Latinoamérica. Síguenos también en

Facebook

Twitter

Linkedin

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *