, ,

Alimento para mascotas: Conoce más de la historia de esta industria

La historia de la industria del alimento para mascotas es reciente en comparación con el ancestral tiempo en que perros y gatos han sido nuestra compañía. Durante siglos fueron alimentados con los desperdicios que dejaban los humanos, por ejemplo, trozos de carne cruda y huesos. Sin embargo, la suerte de cada animal variaba de acuerdo a la de su dueño, hay registros de animales que pertenecían a la realeza y se les preparaban platillos especiales por orden expresa del rey.

RECOMENDAMOS: Los pros y contras de la comida casera

Los primeros productores de alimento para mascotas

Es hasta 1860 que James Spratt, en Inglaterra, fundó Spratts Patent Meat Fibrine Dog Cakes, el primer alimento procesado para mascotas. Tras ver como marineros lanzaban galletas de trigo y sal a los perros callejeros, Spratt se propuso crear una galleta de trigo, remolacha y sangre de res para consumo exclusivamente animal. En 1907 un competidor estadunidense produjo una galleta similar  en forma de un hueso y hasta 1922 eran las únicas opciones de alimento para mascotas en el mercado.

La gran depresión económica tras la Primera Guerra Mundial y el emergente mercado de alimentos para mascotas representó una enorme oportunidad de crecimiento para la industria. Por una parte, la crisis económica obligó a los dueños a buscar métodos más baratos que la carne para alimentar a sus mascotas y a su vez muchos fabricantes comenzaron a procesar los subproductos no utilizados en la industria de los granos y la carne para crear alimentos para perros y gatos.

Al tratarse de una industria nueva, no existían medidas de comercio que regularan la fabricación y distribución de los alimentos para mascotas. Por esta razón, muchos fabricantes incluían cualquier tipo de ingrediente en sus fórmulas o le atribuían supuestas propiedades curativas y medicinales a sus recetas, aunque nada de esto estuviese lo suficientemente estudiado.

El surgimiento de la industria del alimento para mascotas

Para la década de los 40, la comida deshidratada fue introducida al supermercado; por su parte, el auge de la comida seca surgió en los 50 cuando Purina descubrió el proceso de extrusión, el cual combina los ingredientes en forma líquida y después los “pisa” mecánicamente para expandirlos y  hornearlos. Esto da como resultado un alimento liviano que da la impresión de rendir más, lo que para fines de comercialización fue sumamente conveniente.

Ante el boom de los alimentos para mascotas, en los 70 se consideró seriamente evaluar la calidad de los productos y en 1974 se formó la American Association of Feed Control Officials que desarrolló los primeros análisis químicos en alimentos para perros. De ahí a la fecha cada vez más países han tomado las medidas necesarias para normalizar la producción de alimentos para mascotas y asegurar que los productos cumplan con ciertos estándares de calidad.

Hoy en día existen una amplia variedad de alimentos para mascotas en el mercado, desde las croquetas más económicas hasta alimentos gourmet y comida orgánica y vegetariana. Los dueños de mascotas cada día están más informados y buscan productos que respondan a sus necesidades y protejan la salud de sus perros y gatos lo que para la industria significa un amplio campo de investigación y desarrollo.

RECOMENDAMOS: Alimentos gourmet para mascotas

PetFood Latinoamérica. Síguenos también en

Facebook

Twitter

Linkedin

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *