,

Ingredientes, evita éstos en la comida

Como ya hemos insistido, la etiqueta de los productos de comida para mascotas debería servir como una herramienta que le indique a los compradores todo lo que necesita saber sobre la alimentación de sus mascotas, en especial los ingredientes

RECOMENDAMOS: Alimentación en cachorros, algunos factores

Nosotros en Pet Food Latinoamérica, recomendamos hacer un cuidadoso estudio de los ingredientes que deberían ser eliminados en los procesos de producción de todos los alimentos para mascotas. Aquí te enlistamos algunos:

Cancerígenos, de los peores ingredientes

¿Sabías que buen número de alimentos incluyen cancerígenos? Si acudes con un nutriólogo este podría decirte que los alimentos enlatados pueden fácilmente ser fuente de estos dañinos elementos. Es el mismo caso con la comida para mascotas. Un  ejemplo de compuestos cancerígenos encontrado en varios alimentos para mascotas es la acrilamida, una sustancia producida cuando los alimentos son procesados a altas temperaturas.

Este compuesto prevalece sobre todo productos con altas cantidades de carbohidatos. Otro es la aflatoxina, que es un grupo de cancerígenos producidos por elementos contaminantes en granos, nueces y legumbres por el mal almacenaje o las pésimas condiciones de crecimiento. La parte horrible es que esto a altas temperaturas no mata a las aflatoxinas pues son muy estables.

La exposición a estas sustancias causa anemia, fallas en el riñón, cáncer y temprana muerte. Las aflatoxinas son muy comunes en alimentos comerciales. El Consejo de Comsumo de Hong Kong hizo un estudio en cerca de 40 alimentos de mascotas y encontró que los tres más populares en EE.UU. en todas sus presentaciones tienen esta sustancia nociva.

Conservadores.

Entre más productos para mascotas mantengan su frescura en el mercado, mayores serán las posibilidades de los fabricantes son capaces de recuperar sus ganancias. ¿Quién compraría sus productos a granel si éstos echan a perder en cuestión de días?

¿Pero sabías que algunos conservadores usados en algunos productos para mascotas como la etoxiquina que fueron eliminados por sus altos riesgos para la salud? El butilhidroxianisol (BHA) y el hidroxitolueno butilado (BHT) no están más. BHA está clasificado como un conocido cancerígeno y el BHT ha sido causa de problemas en el hígado y riñones en pruebas con ratones.

Extensores de proteína

La carne magra es la mejor fuente de proteínas para las mascotas. Sin embargo, para ahorrar en costes, los fabricantes cuelan otras fuentes de proteínas en sus productos. La harina de sangre no se considera una gran fuente de proteínas, ya que no es digerible para los gatos y los perros.

¿Qué es la harina de sangre? Es sangre que ha sido secada y luego hecha polvo, ideal para mejor crecimiento y consumo. ¿Por qué es considerado un ingrediente riesgoso? Las harinas de sangre suelen tener el potencial de traer el mal de las vacas locas. Además no hay reportes de perros que contraigan este mal (los gatos tienen su propia versión de este mal), pero hay potencial de que este problema mute y afecte a los caninos.

Metales pesados

Recientemente, se reveló que varios alimentos para mascotas contienen ingredientes como metales pesados. Algunos de ellos fueron el mercurio, cadmio y plomo. La FDA ha establecido los niveles tóxicos de algunos elementos en comida.

Es una común practica de algunos productores el conseguir materiales y mano de obra en otros países por sus bajos costos como China. El problema es que este país tiene contaminantes que han sido reportados como peligrosos y que incluso se han colado en productos de consumo humano.

SIGUE LEYENDO: Calorías lo que debes saber en alimentación animal

Nutrientes excesivos

Los suplementos de ciertos nutrientes se recomiendan tanto para los animales como en humanos para una mejor salud. Sin embargo, algunos alimentos para mascotas tienen cantidades excesivas de vitaminas A y D. Estos nutrientes que pueden ser tóxicos para los animales domésticos.

Los gatos, pueden sufrir letargo, pérdida de peso, la cojera, la alergia y la pérdida de peso. Para los perros, el exceso de vitamina D está vinculada a debilidad, vómitos, pérdida de apetito, depresión y convulsiones constantes.

PetFood Latinoamérica también en

Facebook

Twitter

Linkedin

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *